• Nación

Un nuevo encontronazo entre AMLO y Twitter por el bloqueo a Trump

La esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez Müller, también ha criticado las políticas de la red social.

CDMX.- Este jueves, Mark Zuckerberg, dueño de las plataformas Facebook, Instagram y WhatsApp silenció al todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump: le bloqueó indefinidamente sus cuentas en dichas redes sociales por incitar, a través de estas, a los actos violentos en el Capitolio de este miércoles 6 de enero, cuyo saldo fue de al menos cuatro personas muertas.

“Lo ocurrido implicó el uso de nuestra plataforma para incitar a una insurrección violenta contra un gobierno elegido democráticamente. Creemos que los riesgos de permitir que el presidente continúe utilizando nuestro servicio durante este período son simplemente demasiado grandes”, explicó en un comunicado el creador de Facebook, a través de su cuenta.

Zuckerberg detalló que este bloqueo al republicano en sus plataformas era de manera indefinida y al menos durante las próximas dos semanas hasta que se complete la transición pacífica del poder. Twitter hizo lo propio, pero se quedó hasta el bloqueo de 12 horas. Trump ya volvió a publicar en esa red.

Y es que los llamados de Trump a protestar porque “el robo de su victoria” y los mensajes de aliento mientras la toma del Capitolio y los disturbios tenían lugar, sí los realizó a través de Twitter y Facebook. Es decir, sí incitó a la violencia a través de esas redes sociales.

México condenó estos hechos... pero no el llamado a la violencia sino el control de las cuentas de Trump –sin mencionar tal cual su nombre– por parte de las mismas plataformas.

“No me gustó ayer lo del asunto del Capitolio, nada más que respeto, respeto, pero no me gusta la censura, no me gusta que a nadie lo censuren y le quiten el derecho de transmitir un mensaje en Twitter o en Face, no estoy de acuerdo con eso, no acepto eso”, declaró este jueves el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

AMLO tachó de censura el que Donald Trump fuera bloqueado en redes sociales por publicar mensajes que incitaban a la violencia y dejaron víctimas mortales. Esta postura, sumada a que trató de mantenerse neutral al opinar sobre los lamentables hechos ocurridos en Washington, le valieron una variedad de críticas bastante alarmantes.

“Tenemos que autolimitarnos todos y garantizar la libertad. ¿Cómo es eso de que te censuro y ya no puedes transmitir?, si nosotros estamos por las libertades (...) ¡Cómo se va a censurar a alguien! ‘A ver, te castigo porque yo, juez, como la Santa Inquisición, considero que lo que estás diciendo es perjudicial’. ¿Dónde está incluso la norma?, ¿dónde está la legislación?, ¿dónde está reglamentado? Eso es un asunto de Estado, eso no es un asunto de las empresas”, agregó el mandatario mexicano.

Este solo es un capítulo más en el creciente historial de los encontronazos entre el mandatario mexicano y las redes sociales.

En mayo del año pasado se dio un episodio bastante sonado. López Obrador habló sobre las críticas que recibe su administración en redes sociales. Entonces pidió a sus seguidores que no se preocuparan ante los ataques a su Cuarta Transformación –como se le conoce a su gobierno– en plataformas como Twitter y Facebook, asegurando que se trataba de reacciones artificiales.

Y ahí arremetió contra dichas redes pidiéndoles que dieran a conocer quiénes eran sus clientes y cuánto les pagaban los bots por sus cuentas.

“Son bots, ese es un tema que vamos a tratar aquí porque vamos a pedirle transparencia al Face, al Twitter, que informen sobre quiénes son sus clientes, quiénes les compran, en otros países tienen que informar, por qué en México no”, reclamaba en esa ocasión.

Un mes después, incluso, lanzó una invitación al director de Twitter en México para que acudiera a su habitual conferencia matutina para que explicara, lo que el mandatario sostenía como uso de bots para ataques en su contra en esa red:

“Una invitación amable (a Twitter México), ¿cuáles son sus limitaciones?, ¿por qué no puede dejar de comercializar o permitir que haya este mecanismo de robots para degradar la vida pública, para insultar, para faltarle al respeto a las personas?, ¿por qué no se purifica el manejo de las redes sociales? Yo creo que ellos si podrían hacerlo”.

Desde la primera ocasión el presidente obtuvo la siguiente respuesta: “Twitter no recibe ingresos por automatización maliciosa. La automatización, o los llamados ‘bots’, que se utilizan con fines de mala fe están prohibidos”, explicando que poseen la capacidad técnica para detectar este tipo de acciones e impedir que otros usuarios interactúen con ellas.

La esposa de Andrés Manuel, Beatriz Gutiérrez, también ha externado en más de una ocasión su inconformidad con las redes sociales, específicamente con Twitter, de la que incluso ya se había retirado en señal de huelga, pero regresó para estar informando sobre la pandemia del COVID-19.

"Esta cuenta llega a los 600,000 usuarios. Desde que la abrí, tengo claro que @TwitterMexico carece de neutralidad y no se aboca a detener o a disminuir ofensas, amenazas, calumnias, racismo, misoginia. Quede manifiesto mi nulo interés en publicar alguna cosa por aquí”, es uno de los mensajes que la escritora ha dedicado a dicha red.

A raíz de lo ocurrido con Donald Trump, el presidente López Obrador insistió en que a él también lo han querido censurar. “Pero imagínense que Twitter como empresa decida: ‘Usted no, porque lo que está diciendo es nocivo, perjudicial o daña, va en contra de las buenas costumbres del bando de policía y buen gobierno’ (...) Si ahí empieza a haber censura es motivo de preocupación”, advirtió.

 

Encuesta

¿Qué calificación le otorgará al desempeño que ha tenido el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador?
A) 10-9
40%
B) 8-7
10%
C) 6-5
6%
D) 4-3
9%
E) 2-1
34%
Total de votos: 687