• Nación

Siguen desaparecidos 55 normalistas de Guerrero

  • e-consulta
Durante los hechos registrados la madrugada del sábado existió un uso desmedido de la fuerza pública, reconoce el procurador.

El procurador de Justicia de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, señaló que en los hechos violentos ocurridos en Iguala entre el viernes y sábado pasado no se descarta la participación del crimen organizado, por las balas empleadas contra las víctimas; la mayoría, de grueso calibre y el modus operandi.

En conferencia de prensa, destacó que hubo un uso desmedido de la fuerza pública e incumplimiento de los protocolos de seguridad por parte de la policía municipal. “No hay ninguna justificación para que haya habido disparos”, agregó.

Informó que ya rindieron declaraciones ministeriales 165 elementos de la policía municipal, como parte de las indagatorias de los hechos, donde fallecieron seis personas y 25 resultaron lesionadas.

Ayer, después de pasar dos días en el Ministerio Público del Fuero Común, 22 policías municipales de Iguala fueron trasladados al penal de las Cruces, en el puerto de Acapulco, como probables responsables de los seis homicidios. “Todos dieron positivo en las pruebas de rodizonato de sodio”.

De acuerdo con una nota del periódico El Universal, Iñaky Blanco comentó que las autoridades estatales tienen en su poder videograbaciones proporcionadas por el Centro de Control de la Secretaría de Seguridad Pública en ese municipio, donde se observa que civiles están dentro de patrullas de la Policía Municipal y luego, en declaraciones de normalistas, éstos indicaron que fueron llevados a los separos de Iguala, lo que para la Fiscalía es un elemento para someter a investigación.

“Es algo que estamos por corroborar, pero en un primer momento sí existen elementos para fincar responsabilidad por el delito de desaparición forzada contra los elementos de la policía municipal”, recalcó el funcionario, quien confirmó que hay un operativo desde la madrugada del 27 de septiembre para ubicar a 57 normalistas que están desaparecidos.

No descartó que en el caso esté involucrado el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, ni el secretario de Seguridad Pública municipal, Felipe Flores Velázquez, quienes son investigados y serán citados a declarar próximamente.

Precisó que en el caso de los ataques de que fueron víctimas los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa sí participó la policía municipal, pero algunos testimonios del ataque al camión que transportaba a los miembros del equipo de futbol Avispones de Chilpancingo, que fue el tercero, indican que los agresores estaban vestidos de negro y usaban capuchas.

El fiscal guerrerense dijo que por la mecánica de los hechos que se registraron en Iguala se pudo tratar de una confusión en cuanto al ataque sufrió ese autobús.

En la conferencia de prensa también participó el secretario general de Gobierno de Guerrero, Jesús Martínez Garnelo, quien explicó que al saber de los hechos se comunicó con el alcalde de Iguala, pero éste se encontraba dormido.

“Me contestó aproximadamente a la 01:40 de la mañana; él estaba absolutamente dormido y me explicó que no sabía nada de esos hechos (…) pedí que me enviara con un esquema protocolario las actuaciones de su secretario y no he recibido nada hasta este momento”, señaló el funcionario.

Entre la noche del viernes y la madrugada del sábado, policías municipales y comandos armados realizaron tres ataques contra normalistas y civiles con un saldo de seis personas muertas: tres normalistas, el chofer del autobús que transportaba a los futbolistas, un integrante del equipo y una mujer que iba a bordo de un taxi, quien también fue atacada.

Aunque la PGJE dio a conocer una lista de 57 normalistas desaparecidos, Bardomiano Martínez Astudillo, subdirector académico de la Normal Rural de Ayotzinapa, reportó en una entrevista radiofónica que ellos han contabilizado 56.

Por separado, Vidulfo Rosales, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, manifestó que hasta hoy ‘‘sólo se tienen los datos cotejados de 55 desaparecidos; había una confusión de que eran 57, pero uno está lesionado, y en otro caso estaba repetido un nombre’’.

Normalistas se manifiestan y generan destrozos

Poco más de 3 mil personas, entre estudiantes normalistas, miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), campesinos y padres de familia marcharon la mañana de ayer (lunes) por las principales calles de Chilpancingo, hasta las instalaciones del Congreso estatal, para exigir se aplique juicio político al gobernador Ángel Aguirre Rivero y al presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez.

Los manifestantes responsabilizaron al mandatario y al edil de las muertes de tres estudiantes de la Normal de Ayotzinapa ocurridas el viernes pasado, y de la desaparición de al menos 55 alumnos.

Después de realizar un mitin ante el recinto legislativo, integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) rompieron cristales de la entrada y de la biblioteca. La violencia duró alrededor de 10 minutos sin que el personal de seguridad interviniera. Posteriormente, los contingentes se dirigieron a las instalaciones de la Normal de Ayotzinapa.

Según otra nota del periódico La Jornada, durante la marcha, el maestro normalista Jesús Almazán informó que las nueve normales públicas del estado de Guerrero realizaron un paro de labores durante 24 horas, como resultado de ‘‘un acuerdo tomado por las bases del magisterio y los estudiantes en demanda de castigo a los responsables del asesinato de los estudiantes de la normal’’.

Por la tarde de ayer, unos 150 estudiantes de la Escuela Superior de Educación Física de Acapulco marcharon desde la Unidad Deportiva, en la colonia Progreso del puerto, donde se encuentran sus instalaciones, hacia la glorieta de La Diana, en la zona Dorada, donde llegaron alrededor de las 19:30 horas. Ahí demandaron esclarecimiento y justicia para los hechos de violencia ocurridos en el municipio de Iguala entre la noche del viernes y la madrugada del sábado.

Asimismo, alrededor de mil personas marcharon por la noche en Chilpancingo con velas para exigir a los gobiernos federal y estatal que se haga justicia a los normalistas asesinados el viernes pasado, al igual que al joven futbolista David Josué García Evangelista, quien murió ese mismo día, y para las otras dos víctimas de la agresión armada en Iguala.

Entre los inconformes figuraron estudiantes del Frente Único de Normales Públicas del Estado de Guerrero y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación. Al mitin, realizado en el zócalo de la capital guerrerense, arribaron cientos de normalistas provenientes de Aguascalientes, Chihuahua, Morelos y Michoacán, afiliados a la FECSM.

A su vez, el Movimiento Magisterial del estado de Morelos condenó en Cuernavaca que policías municipales de Iguala asesinaran a tres estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, y exigieron que, junto con los policías, se castigue por omisión al alcalde perredista José Luis Abarca y al gobernador del mismo partido, Ángel Heladio Aguirre Rivero.

 

Encuesta

¿Qué calificación le otorgará al desempeño que ha tenido el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador?
A) 10-9
40%
B) 8-7
10%
C) 6-5
6%
D) 4-3
10%
E) 2-1
34%
Total de votos: 599