La denuncia de actos de corrupción en Oaxaca

  • Jorge E. Franco Jiménez
Causas y Efectos

El proceso electoral para elegir gobernador de Oaxaca se avecina y se calienta de manera acelerada día con día, advirtiéndose en esta etapa, que los interesados en participar como candidatos, intensifican las acciones de muestreo, con apariciones diarias en los periódicos locales, entrevistas radiofónicas, informes de actividades legislativas, carteles monumentales en las calles, que son actos de una anticipada campaña de propaganda con fines electorales que deben ser monitoreados por las autoridades competentes,  con el objeto de que sean tomados en cuenta para sancionar a los que se demuestre que incurrieron en una violación a la Constitución y su ley reglamentaria.

Este tema se contagia con el resultado de las elecciones de diputados federales al ser un factor que está influyendo en la opinión del electorado, sobre todo con la sorpresiva elección del ex Rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, Francisco Martínez Nery, como coordinador de la bancada de los Diputados del Partido de la Revolución Democrática, lo que constituye un acto significativo, que lo inserta en la cúpula que discute e influye en la orientación de la agenda legislativa, y esencialmente,  en las cuestiones presupuestales, en las que es experto.

Mantener la posición por el ex Rector, no será fácil, pues el Partido de la Revolución Democrática, se compone de una serie de corrientes que encabezan líderes de peso que no están conformes con ésta elección, y los que contendieron para ese cargo, tienen jerarquía y carrera partidaria, cualidades que no forman parte de la trayectoria curricular de Martínez Nery dentro de ese ente político, por lo que tendrá que intensificar el cabildeo  con las diversas fuerzas para conservar la encomienda conferida, a la que llega con el apoyo del Gobernador Gabino Cué.

En paralelo, el Senador Benjamín Robles Montoya da a conocer en los medios la denuncia que ha interpuesto ante la Procuraduría General de la República en contra de Jorge Castillo Díaz por diversos delitos ya divulgados con anterioridad, pero que ahora se formalizan jurídicamente.  Las acusaciones hechas por el Senador contra Castillo Díaz destacan el tráfico de influencias y malversación de recursos públicos, dando a conocer "que fueron recabadas pruebas por el desvío de recursos públicos del programa de cocinas comunitarias y la compra de propiedades en Estados Unidos"; agrega, "que existen acusaciones de que, quien fuera operador político de Cué, exigió “mordidas” a empresarios mexicanos para dejarlos trabajar en Oaxaca y que la fortuna de Jorge Castillo Díaz se incrementó en 2 mil millones de pesos en tan sólo cinco años, gracias a las extorsiones que realizaba en los sectores de infraestructura y servicios de turismo".

Este asunto ha sido motivo de comentario desde el inicio del mandato del Gobernador Gabino Cue a quien se imputa la tolerancia que ha mantenido respecto de estos actos, sobre los que únicamente afirma que Jorge Castillo Díaz no es funcionario; sin embargo, la denuncia es relevante porque está suscrita por un Senador que fue colaborador del ejecutivo en la actual administración, igual que Jorge Castillo, por lo que conoce las entrañas del manejo y distribución de los recursos para el otorgamiento de obras y servicios, aunque cuando fue servidor público del Estado estuvo sujeto a las mismas recriminaciones que ahora denuncia.

Los mismos hechos han sido expuestos con anterioridad por otro ex funcionario de la administración de Gabino Cué, el Contador Jesús Martínez Álvarez, quien fungió como Secretario General de Gobierno; ahora es un severo crítico del gobierno de Oaxaca, por el mismo tema, el manejo de los asuntos financieros del Estado por parte de Jorge Castillo Díaz, y la ausencia de un gobierno eficaz, del que es titular del Poder Ejecutivo Local.

Los hechos denunciados son graves porque abren la puerta a la investigación sobre el manejo de fondos federales, lo que puede configurar tipos delictivos como el lavado de dinero y  peculado, y porqué de manera indirecta, el Senador Benjamín Robles Montoya, induce a la especulación, sobre la participación del Gobernador Gabino Cué, pues de comprobarse estos desvíos, involucraran a la cabeza de la Administración, así como  a los titulares de las  Secretarías de Administración y de Finanzas del Gobierno del Estado, que se convertirían en copartícipes de las acciones cometidas por un no funcionario, es decir un particular, adicionando otro tipo de responsabilidades públicas.

El entorno es comprometido dado que la investigación que se llevará a cabo, incluir á los informes de los servicios de inteligencia financiera de la Procuraduría y de la Secretaría de Hacienda sobre esos hechos, lo que revelará otros manejos de la finanzas públicas del Estado de Oaxaca ligados a fondos federales, que incluyen al Instituto Estatal de Educación, la Secretaria de Salud, Infraestructura, Caminos y Aeropistas, cuyos efectos tendrán consecuencias jurídicas ante la autoridad federal, ahora preocupada por los actos de corrupción.

Las consecuencias políticas de estos eventos y los que se sumen, no cabe duda, están motivadas por las decisiones que se estén tomando por la Federación y el Gobierno del Estado, para enfrentar la próxima elección de gobernador y del candidato que cumpla los parámetros para ambos gobiernos, pues requieren de uno que garantice la seguridad jurídica del gobernador saliente sobre asuntos de responsabilidad, y el apoyo a las reformas y plan de gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

También se advierte que la denuncia, implica el rompimiento del lazo político que prevaleció entre el Gobernador Gabino Cué y el Senador Benjamín Robles Montoya, al no haber sido palomeado como candidato a gobernador de Oaxaca, como secuela del acomodo de fuerzas ante la elección del Diputado Francisco Martínez Nery como Coordinador de los Diputados del PRD, que posibilita opciones para otros pretendientes  a Gobernar Oaxaca, al interior de ente político. Robles Montoya tendrá que buscar otra corriente para postularse o ser candidato independiente

Mientras tanto los posibles candidatos del Partido Revolucionario Institucional, bien conocidos, salvo la sorpresa del tapado, siguen en su juego propagandístico, sin mayor relevancia por lo repetitivo de sus mensajes y obsequios, en medios de comunicación de alto costo; habrá que esperar que el nuevo Dirigente del Partido Revolucionario Institucional Manlio Fabio Beltrones haga su propuesta, bajo la línea presidencial, una vez que ha dejado sin efecto la sana distancia, y lance la convocatoria para el proceso interno de elección de candidato para Oaxaca.

El panorama para Oaxaca se ha tornado complejo por la de denuncia formalizada oficialmente que apertura la indagatoria sobre hechos que tienen tiempo de estarse haciendo públicos en diversos medios, por personajes que cuentan con la confianza de los Oaxaqueños, así como de los propios comentarios que hacen funcionarios menores del gobierno actual que se mantienen en el anonimato, pero que son testigos de esos actos, al operarlos materialmente.

 Lo que expone estos hechos es una realidad que sigue imperando en esta administración, el enfrentamiento de los grupos de poder que se incrustaron en ella por haber sido facilitadores de apoyos para lograr el control del gobierno del Estado que, si bien disfrutan en diversos cargos y prebendas adicionales, sienten que los dineros públicos desviados no se distribuyen equitativamente por la concentración de su operación en una persona. Esta situación en un estado pobre, ha impedido por largo tiempo el desarrollo y bienestar del pueblo de Oaxaca, por ello, es necesario una reflexión profunda del electorado para que oriente su voto en favor de la persona que ofrezca los mínimos de honestidad, transparencia y lealtad para encausar al estado en una ruta de mejores opciones, y que se comprometa a combatir estos actos de fraude a la voluntad de la comunidad Oaxaqueña.

jfranco_jimenez@hotmail.com