Oaxaca un estado en transición a la anarquía

  • Jorge E. Franco Jiménez

En este artículo planteo la perspectiva de la realidad de los hechos violentos en Oaxaca, como el tránsito hacia un estado anárquico, que es consecuencia de la ausencia de la aplicación efectiva de la Ley, por las autoridades competentes. El pasado jueves, fue un día más de crisis agravada en la ciudad de Oaxaca, que nos expone a nivel nacional, como un Estado en el que prevalece el poder de las masas organizadas para desestabilizar, a costa de una población, que se encuentra en desamparo por parte de la autoridad estatal y de las fuerzas de seguridad, que legal y constitucionalmente, están obligadas a otorgarla, sin que esto acontezcan; de forma tal, que una persona agredida por los hechos ocurridos, habitante de uno de los inmuebles dañados, me llamó para pedir un consejo de como protegerse, le indiqué que llamara a la policía, a lo que respondió, "es que la policía los está resguardando".

 

La reseña en los medios evidencia la anarquía, porque destacan los delitos cometidos en estas acciones de vandalismo incontrolable y permanente, que hace propicia, como respuesta, posibles actos de autodefensa o justicia de propia mano, como ha sucedido en diversos eventos, al carecer la ciudadanía de instrumentos institucionales que le brinden protección inmediata y efectiva frente a estas agresiones. El listado de hechos así lo demuestra:"Profesores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), pertenecientes a la región del Istmo de Tehuantepec, penetraron ayer violentamente junto con egresados de escuelas normales a las oficinas del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a las casas de gestión del senador, Eviel Pérez Magaña, y del diputado federal, Samuel Gurrión Matías, donde destrozaron muebles, aparatos electrónicos y documentos.Algunos de esos objetos fueron sacados de la representación de Gurrión Matías a la avenida Belisario Domínguez, en la colonia Reforma, donde fueron incendiados, a escasos metros de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP)...., los trabajadores de la educación del Istmo de Tehuantepec ---encabezados por el secretario de Organización, Francisco Villalobos Ricárdez,... salieron en marcha alrededor de las 12:15 horas frente a la Alameda de León,...., hasta llegar a la sede del PRI.,,,derribaron la puerta de acceso con la camioneta donde trasladaban el equipo de sonido, una Pick Up, Ford Ranger, color blanco, que resultó con algunos daños en su carrocería.Tras la caída, entre gritos de "¡Sección 22, la única no hay dos!", entraron en tropel y con piedras y palos destrozaron los vidrios de ventanas y puertas, para después ingresar a cada una de las oficinas, donde también perpetraron estropicios. En las paredes, también escribieron consignas con pintura spray. "Fuera del PRI de Oaxaca", "Traidores del pueblo", "Muera el PRI", "Muera Murat", "Fuera María Luisa Matus"...alrededor de las 13:45 horas, retuvieron varios autobuses urbanos del servicio de pasaje para trasladarse a la casa de gestión del diputado federal Samuel Gurrión Matías, después de pasar por los bloqueos establecidos por sus compañeros de la Escuela Normal Superior Federal de Oaxaca (ENSFO) en el crucero de las avenidas Juárez, Héroes de Chapultepec y Porfirio Díaz,...los profesores utilizaron nuevamente la camioneta Pick Up, Ford Ranger, para derrumbar igualmente la puerta de acceso.... la estructura metálica que sostenía un plotter o espectacular con la imagen de Gurrión Matías, para romperla con un cutter, mientras que el resto de sus compañeros ingresaron para destrozar muebles y aparatos eléctricos..."¡Se ve se siente, el Istmo es contundente!", corearon repetidamente..., donde se ubica la casa de gestión del senador Eviel Pérez Magaña.La puerta de acceso y los ventanales de cristales fueron rotos a pedradas y a palos por los profesores para ingresar al interior. Una vez rotos los ventanales, desde el segundo piso fueron arrojados a la calle, escritorios, sillones, lámparas, sillas, papelería y cajas con útiles escolares guardados en bolsas con la imagen de Pérez Magaña...La rapiña "Órale compañero, no te lleves nada, regresa lo que te guardaste", pidió a gritos micrófono en mano un dirigente sectorial del Istmo de Tehuantepec a uno de sus compañeros que escondía una computadora lap top en su mochila, después de salir de las oficinas del senador priísta Eviel Pérez Magaña, durante los destrozos y saqueos que hizo la Sección 22 del SNTE."

 

Para comprobar la tesis planteada, menciono los contenidos de un estado de derecho comparados con una situación de anarquía. Paracalificar a un Estado como de Derecho debe tener y cumplir con ciertos principios como son:"La Ley debe ser el mandato fundamental: todos los ciudadanos, incluso quienes gobiernen deben someterse a las leyes y ser juzgados en igualdad de condiciones y no se harán excepciones a ningún individuo, por alto que sea el cargo que posea... Deben garantizarse todos los Derechos y Libertades: es responsabilidad del Estado que la Ley se cumpla y que en ella se vele por la libertad de todos los individuos que viven bajo su tutela; la norma máxima del Estado es garantizar este principio."En una situación de descontrol, en la que el Estado se debilita y ya no puede ejercer el monopolio del uso de la fuerza, suele decirse que “cunde la anarquía” porque no existe nadie que tenga la capacidad de liderazgo suficiente como para conseguir restablecer la paz. En dicha situación, el gobierno no logra aplicar la ley  sobre su territorio porque está teniendo lugar un desorden político, un conflicto institucional o una crisis social. Muchas veces los ciudadanos incluso desconocen el poder del gobierno en cuestión, lo que lleva al caos. Por eso la noción de anarquía también se usa en el lenguaje cotidiano como sinónimo de barullo, descontrol o desconcierto."

 

Los oaxaqueños tenemos cuatro opciones: La primera, reconocer la realidad imperante y aceptarla, es decir, pasar de un Estado formal de Derecho al de anarquía prevaleciente, para que en el corto plazo, se legisle a iniciativa del ejecutivo, el magisterio, sindicatos y sus grupos afines, la reestructuración de las instituciones, facultando a estas últimas, para que propongan el "desorden jurídico y de inseguridad pública" que debe prevalecer en Oaxaca, mismo que establecerá la supresión permanente y sin motivo del ejercicio de los derechos humanos de la población, mediante un régimen de instituciones internas antidemocrático, dictatorial de masas, que se ejercerá a través de asambleas regionales del magisterio y un Gobernador que los representará ante la federación; un cuerpo de seguridad que tutele y garantice que los actos violentos, el daño al patrimonio y la injerencia de personas ajenas a esos entes sociales, se lleven a cabo sin restricciones y de manera plena, acordonando la zona correspondiente y borrando las huellas de inmediato; se les dotará a través del IEEPO, la Secretaria de Finanzas y de la de Gobierno, de los fondos que requieran y sin que tengan que rendir cuentas, la Secretaria de Administración, los dotará de la estructura administrativa que requieran; los diputados harán las reformas a la Constitución local para ajustarla a esos lineamientos a fin de que garantice la irresponsabilidad de cualquier naturaleza a su favor; como segunda opción, recurrir a la federación para que preste el auxilio a fin de restablecer la paz y orden  sociales, a través de los mecanismos constitucionales y legales disponibles; la tercera, la oposición pacífica organizada, acompañada de la denuncia pública contra los políticos de cualquier color que se estén sirviendo colateralmente de estos movimientos, así como la queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y,  como cuarta alternativa,  la respuesta violenta de la legítima defensa social, frente a la omisión oficial perenne ante el vandalismo de que Oaxaca es objeto.

 

jfranco_jimenez@hotmail.com