Mal comienzo electoral

  • Rodolfo Ruiz R.

Este martes arrancaron oficialmente las elecciones de 2015, que no sólo serán las más caras de la historia, sino las más grandes y complejas por el número de cargos de elección popular que estarán en disputa, el número de partidos que en ellas participarán y las leyes generales, federales y estatales que las regularán.

Aunque el proceso electoral 2014-2015 apenas comenzó, este ya echó por tierra algunos de los propósitos que animaron la última reforma político-electoral que dio origen al Instituto Nacional Electoral en sustitución del IFE.

A diferencia de lo que se suponía, el INE no abarató el costo de las elecciones. Las intermedias de 2015 saldrás más caras que las presidenciales de 2012. En estas últimas —donde se eligió presidente de la República, senadores y diputados federales—, el IFE ejerció un presupuesto de 14 mil 953 millones de pesos; pero para las federales del año entrante, el INE solicitó 18 mil 572 millones de pesos.

Varias son las causas que explican este incremento de casi de 3 mil 600 millones de pesos, pero la principal es que la reforma político electoral aprobada en diciembre de 2013 y publicada en febrero de 2014 implicó en la práctica un aumento en los costos de organizar y validar las elecciones, y de fiscalizar los gastos que a nivel federal y local realicen los partidos y sus candidatos.

El INE pasará a revisar y dictaminar un universo diez veces mayor de lo que hacía el IFE. De 6 mil reportes financieros, ahora tendrá que revisar 75 mil, ya no en seis meses, sino en 45 días.

Otro propósito de la reforma político-electoral que también ha comenzado a ponerse en tela de duda es la independencia e imparcialidad de los institutos estatales electorales, hoy denominados Organismos Públicos Locales Electorales (Oples).

La intención de centralizar en el INE los nombramientos de los consejeros locales era quitar a los gobernadores el control político de estos órganos. Sin embargo, el objetivo sólo se logró a medias, pues los consejeros de los Oples ya no fueron puestos por los gobernadores, sino por las cúpulas partidistas atendiendo a su fuerza política o peso electoral en cada una de las 17 entidades donde habrá elecciones concurrentes.

Con la misma opacidad el Senado aprobó los nombramientos de magistrados locales electorales. Los coordinadores de las tres principales fracciones en la Cámara Alta los designaron bajo el criterio de cuotas partidistas.

No deja de resultar paradójico que los dirigentes del PAN y el PRD que criticaron la integración de los Oples y el mayoriteo priísta en la designación de los consejeros locales, hayan guardado silencio en el reparto de magistrados en los tribunales electorales del Distrito Federal, Estado de México y Yucatán, entre otras. ¿Será porque en ellos el reparto fue más equitativo?

Otra cuestión que tampoco se resolverá con el INE y la reciente reforma político-electoral son las campañas publicitarias anticipadas que llevan a cabo autoridades, funcionarios y políticos con el inequívoco propósito de posicionarse para futuras o próximas contiendas electorales.

Ahí están, como botón de muestra, los casos de los ejecutivos de Chiapas y Puebla, Manuel Velasco y Rafael Moreno Valle, que con recursos públicos proyectan su imagen a nivel nacional, violando la normatividad existente en la materia, así como los plazos y tiempos que la ley les fija tratándose de sus informes anuales de gobierno.

Es lamentable que aun antes del comienzo formal del proceso electoral 2014-2015, algunos aspirantes a diputados federales ya derrochen recursos públicos y privados fuera de los plazos legales.

En Puebla para no ir muy lejos hay decenas de camiones y microbuses  del transporte público que ya muestran los rostros de algunos precandidatos a diputados federales como Genoveva Huerta Villegas o Denisse Ortiz Pérez por mencionar sólo unos nombres.

¿Qué hará el INE para fiscalizar el origen del dinero con que se pagan estos anuncios? ¿Se hará de la vista gorda con el pretexto de que se trata publicidad privada de revistas o de que en estos anuncios espectaculares no se incluyan siglas partidistas?

Ojalá y no.

***

Correos: rruiz@e-consulta.com y periodistasoy@hotmail.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: Rodolfo Ruiz http://on.fb.me/1qovStQ