Martha Erika: de primera dama a candidata

  • Rodolfo Ruiz R.

Una de las consecuencias, quizás involuntaria, de hacer obligatoria la paridad de género en las candidaturas de los partidos políticos es que muchas de las esposas de políticos y funcionarios de primer nivel se verán favorecidas.

Varias son las circunstancias que juegan a su favor y que las colocan en una posición de privilegio frente a otros actores políticos. Tienen exposición mediática, sin que les cueste o la busquen, y por lo mismo son conocidas  por los electores de su estado, región o municipio; estructuras institucionales o gubernamentales que les permiten entrar en contacto con la población y establecer redes clientelares y, además, programas sociales para beneficiar a la gente de menores recursos económicos.

Por tales condiciones y en un contexto de escasez de figuras femeninas tanto en el ámbito político como partidista, las parejas de estos funcionarios son por lo general dueñas de una buena imagen pública y de un envidiable posicionamiento, resultado de su labor muchas veces altruista.
Este es el caso de Martha Erika Alonso Hidalgo, esposa del gobernador Rafael Moreno Valle, quien este lunes rechazó la posibilidad de participar en el corto plazo como candidata a un puesto de elección popular.

A pesar de su negativa, me parece que las circunstancias ubicarán a la presidenta del Sistema Estatal DIF en la antesala del Congreso de la Unión en los comicios del año próximo, considerando que la lista de aspirantes panistas a una diputación federal no parece ser muy amplia, que el gobernador Rafael Moreno Valle requiere impulsar nuevos cuadros, especialmente mujeres, y que su abanico de prospectos a sucederlo en las elecciones locales de 2016 es muy limitado.

¿Cuáles son los factores que me llevan a pensar en la probable postulación de la esposa del gobernador Moreno Valle como candidata en las elecciones federales de 2015?

El primero es que a diferencia de la mayoría de los colaboradores y secretarios de Rafael Moreno Valle que hace unos meses comenzaron su proceso de afiliación al PAN, Martha Erika Alonso lo hizo desde el 2009, es decir, antes de que su marido fuera siquiera candidato a gobernador.

Esta antigüedad en las filas panistas le ha permitido formar parte del Comité Estatal, encabezado por Rafael Micalco Méndez, y del Comité Directivo Municipal presidido por Pablo Rodríguez Regordosa, privilegio del que no goza ningún miembro del gabinete estatal, ni del grupo compacto del gobernador Moreno Valle en el Congreso local.

Mario Rincón González, secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, obtuvo su alta como militante panista el 13 de septiembre de 2012, y el ex contralor y actual presidente de la Comisión de Gobernación de la LIX Legislatura local, Eukid Castañón Herrera, el 27 de enero de 2014. Los demás integrantes de la burbuja morenovallista  —Jorge Aguilar Chedraui e Irma Patricia Leal Islas— aún no aparecen en el Registro Nacional Miembros del PAN.

Otra circunstancia, no menor, que juega a favor de la esposa del gobernador, es que ha integrado a militantes panistas en la estructura del Sistema Estatal DIF, algo que tampoco han hecho otros funcionarios y colaboradores del mandatario poblano, quienes han preferido incorporar a gente de fuera o de otros partidos .

De los 21 delegados regionales del DIF, más de una tercera parte son militantes activos del PAN, entre ellos  Claudia Álvarez Acosta, de Zacatlán; César Rodrigo Toledano Hernández, de Teziutlán; Rodrigo Noé Ronquillo Cuevas, en Tetela de Ocampo; Elizabeth Pérez Rodríguez, en San Martín Texmelucan; Teresita Pedroza Presno, en Atlixco; Aurelio Hoyos Flores, en Tepexi de Rodríguez; Luis Armando Ochoa Pagaza, en Chiautla de Tapia; y Javier López Cuevas, en Tehuacán.

La octava de la lista sería la delegada regional de Tecamachalco, Lilia Arminda García Escobar, pero fue reemplazada por Georgina Granada Peregrina a finales del año pasado.

Un elemento adicional para insistir en la hipótesis de su nominación es el apoyo que tendría de importantes actores políticos, tanto del PAN como de fuera de él, los cuales le han manifestado su decisión de apoyarla no sólo para una diputación federal, sino como sucesora de su marido si el PRI optara por postular como candidata al gobierno del estado a la senadora Blanca Alcalá Ruiz.

¿O me equivoco?
***
Correos: rruiz@e-consulta.com y periodistasoy@hotmail.com
Twitter: @e-consulta.com