• Sociedad

México debe prepararse para una nueva convivencia social

Por aumento de población adulta mayor.

Oaxaca.- El Director Ejecutivo de Centro de Estudios Sociales y Culturales “Antonio de Montesinos”, Miguel Ortega, advirtió que México no está preparado para afrontar el cambio de la pirámide poblacional, por lo que resulta urgente que el Estado comience a atender el tema del envejecimiento de su población, sobre todo por la falta de un diagnóstico completo de las condiciones actuales a que se enfrentan las personas mayores.
 
En entrevista el 4 de julio último, en el marco de las Jornadas por los Derechos Humanos de las Personas Mayores –organizada por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD)–, el especialista explicó que el cambio poblacional no sólo requiere un cambio de legislación y de políticas públicas, sino incluso un cambio de convivencia social, por lo cual es necesario un análisis que permita generar rutas de acción ante este cambio.
 
Por su parte, al inaugurar dichas Jornadas el 3 de agosto, la Coordinadora de Fortalecimiento a la Cultura de los Derechos Humanos de la Defensoría, Irma Lucía González Espinoza, informó que la institución busca estrategias para promover el respeto a los derechos humanos de las personas mayores, sector continuamente invisibilizado que afronta discriminación, abandono y violencia.
 
Al inaugurar el conversatorio “Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores” que se realizó el 3 de agosto en la sede de la Defensoría ubicada en Arteaga 414, en el centro histórico de la capital oaxaqueña, González Espinoza detalló que las personas mayores representan un 11.7 por ciento del total de la población estatal, porcentaje en continuo crecimiento, por lo que es urgente generar ejes de acción que permitan afrontar el reto del envejecimiento poblacional.
 
La servidora pública explicó que la realización de esta jornada en pro de los derechos de las personas mayores tiene el objetivo de contrarrestar los efectos de la invisibilidad y el abuso del que son víctimas las personas mayores por parte de sus familias, la sociedad y las instituciones.
 
La Coordinadora de Fortalecimiento a los Derechos Humanos reconoció la participación en estas Jornadas de especialistas del IMDHD, pues ellas y ellos aportan conocimientos, herramientas y estrategias de atención que fortalecen a las instituciones y a la sociedad civil organizada, con el fin mejorar la atención a las personas mayores e incidir directamente en la mejora de su calidad de vida.
 
La representante de la Defensoría expuso que el organismo autónomo busca incidir con estas herramientas en las estrategias y acciones de las y los servidores públicos, para que reconozcan a las personas mayores como sujetos de derechos, es decir, que las perciban como seres humanos con facultades mentales, físicas y sociales que benefician a la sociedad.
 
Por su parte, Miguel Ortega, al término del conversatorio "Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores" realizado el 4 de agosto último, resaltó la urgencia de que el Estado trabaje en estrategias de atención al cambio poblacional, pues este envejecimiento de la sociedad implica efectos en áreas como la salud, seguridad social, la posibilidad de brindar servicios, y además tiene relación directa con la posibilidad de garantizar derechos a las personas mayores.
 
El investigador puntualizó que es preocupante la ausencia de diagnósticos claros al respecto (como síntoma de la invisibilización que sufren las personas mayores), pues tales instrumentos permitirán generar las directrices y dar pie a una agenda pública que brinde atención a los efectos del envejecimiento poblacional.
 
Ortega resaltó que el Estado es responsable de garantizar a la población el ejercicio pleno de sus derechos, y también de elaborar estos diagnósticos y derivarlos en políticas públicas adecuadas, así como del establecimiento de una clara agenda pública al respecto.
 
El académico expuso que el envejecimiento de la población también representa un desafío a la sociedad, pues implica un cambio en la convivencia de las familias, ya que se desarrollan necesidades de cuidado especial para las personas mayores, lo que implica para ellas el riesgo de que aumenten los casos en que son abandonadas.
 
Agregó que esto implica comenzar desde ahora un trabajo de sensibilización respecto a los autocuidado de las personas mayores, así como abogar por el cambio de paradigma respecto a la vejez, ya que se concibe a las personas mayores como seres sin voluntad ni autonomía; por el contrario –enfatizó– hay que rescatar los aportes de los adultos mayores, así como insistir en el reconocimiento de que son sujetos de derechos.
 
Finalmente, Miguel Ortega dijo que, como sociedad, tenemos que comenzar a ser conscientes que todas y todos llegaremos a la vejez, por ello el asunto debe ser atendido cuanto antes para que tengamos la capacidad de afrontar y superar los retos que implica el cambio poblacional.

Versión para impresión

Encuesta

La salida de Margarita Zavala del PAN para ir como candidata independiente a la presidencia...

.