Publicado en e-oaxaca.com (http://e-oaxaca.com)

Pásele, pásele: el desplome del PRIAN

Ernesto Reyes
August 22, 2020 01:59:35 PM
Visitas: 1854
.

Algunos afirman que la campaña electoral del 2021 ya inició; otros, que las revelaciones del caso Lozoya están removiendo la suciedad acumulada durante largos años de neoliberalismo, en cuyo marco se cometieron fraudes electorales como el de 1988 (contra el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas), además del atraco del año 2006, que impidió el ascenso, por primera vez a la presidencia, de Andrés Manuel López Obrador.

Creo que la granada de fragmentación que lanzó el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin (ELA), no solo tendrá impactos en materia electoral, debilitando el deteriorado punto de sostén de los partidos PRI y Acción Nacional, sino que echará a la basura la poca honorabilidad que le quedaba a los miembros de la clase política y empresarial que ha guiado sus carreras usando recursos de procedencia ilícita.

He leído las sesenta páginas y un apéndice de la comparecencia ministerial del primer testigo de relevancia en una trama de abuso de poder que primero fue revelada por acertados trabajos periodísticos de investigación. El propio Lozoya lo expresa meridianamente en estas líneas: “… Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso (secretario de Hacienda, canciller y mano derecha del  ex presidente ) crearon un esquema de corrupción en el gobierno federal, en el cual el común denominador era el siguiente: todas las personas que de algún modo apoyaron la campaña presidencial, tenían que ser remuneradas o compensadas. La forma en cómo eran recompensados, era dándoles contratos de proveeduría de insumos, contratos diversos, adquisición de empresas o inmuebles, para que estas personas se beneficiaran. Incluso en ocasiones, después de dichas operaciones, debían devolver dinero para las futuras campañas electorales del PRI o bien para beneficio del propio Peña Nieto, Videgaray u otros, como el caso de Odebrechet, que he referido...”

La confesión de uno de los principales operadores de la dupla Peña-Videgaray, que como tal tendrá que rendir cuentas ante la justicia una vez que se ha prestado como testigo colaborador, revela la forma en que se conducían o eran presionados por el mismo presidente de la República diversos servidores públicos a efecto de asignar contratos o facilitar negocios de grupos de interés, nacionales y extranjeros, ya sea de índole personal, económico o político como los que dieron vida al Pacto por México.

Sobre los sobornos por millones de dólares a legisladores federales (senadores y diputados del PAN y el PRI), escandalosamente revelados en un video, deberán responder los implicados ante las instancias correspondientes a fin de que se sepa toda la verdad. Debe incluirse sin miramientos al ex primer mandatario, a dos ex candidatos presidenciales (Ricardo Anaya y José Antonio Meade), a dos gobernadores (los de Querétaro y Tamaulipas), así como a legisladores de ambos partidos y a otros funcionarios no por menos importantes que se asociaron políticamente al peñismo para aprobar la mal llamada reforma energética, obteniendo jugosos dividendos y puestos políticos.

El INE está obligado a investigar, una vez que la Fiscalía General de la República dé parte de los delitos que se hubieran cometido, si las carretadas de dinero entregadas a la campaña de EPN abultaron, como se infiere, sus resultados electorales con lo que se configuró un tercer atraco electoral en el 2012.

El demoledor ataque de uno de los suyos – para que la cuña apriete debe ser del mismo palo, dice el refrán- no puede dejar exentos a los perversos y ambiciosos ex presidentes: Carlos Salinas y Felipe Calderón, quienes asesoraban, cabildeaban o estuvieron involucrados directamente en el ofensivo robo a la nación, en los casos de Etileno XXI, Agronitrogenados y el tráfico de influencias para disminuir a la empresa petrolera y los activos de energía que corresponden al pueblo de México.

Para después dejo el involucramiento de periodistas, medios de comunicación y otros actores de la suprema y millonaria estafa que ha cimbrado las estructuras de la clase política mexicana.

La función apenas está comenzando, así que: “Respetable público, pásele, pásele, y vea cómo se desploma la poca credibilidad del PRI y el PAN”, así como se desnuda a los actores principales y secundarios de una trama que ni el mismo Moliere se hubiera imaginado.

@ernestoreyes14