• Mundo

No negociaremos bajo amenazas

Así responde China a EU.

China intensificó el lunes sus ataques contra el gobierno del presidente Donald Trump por la amenaza de aranceles de miles de millones de dólares, culpando a Washington de las fricciones y repitiendo que es imposible negociar en “las circunstancias actuales”.

Los comentarios se producen después de que Trump predijo el domingo que China eliminará sus barreras comerciales y expresó su optimismo de que ambas partes podrán resolver el problema a través de conversaciones.

Analistas y medios estatales chinos rebajaron el posible impacto de las medidas comerciales estadounidenses sobre la segunda mayor economía mundial y describieron la postura del gobierno de Trump como un “trastorno de ansiedad”.

“Bajo las circunstancias actuales, ambas partes no pueden hablar de estos asuntos”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang, en una conferencia de prensa, de acuerdo con la agencia Reuters.

“Estados Unidos blande con una mano la amenaza de sanciones y al mismo tiempo dice que está dispuesto a hablar. No estoy seguro de a qué intereses responde Estados Unidos”, dijo Geng. Las fricciones comerciales fueron “totalmente una provocación de Estados Unidos”, agregó.

El jueves pasado, escalando rápidamente la confrontación bilateral, Trump amenazó con imponer aranceles adicionales a las importaciones de productos de China por un valor de aduana de 100,000 millones de dólares por presuntas prácticas ilegales de propiedad intelectual y transferencia de tecnología.

“Si Estados Unidos anuncia finalmente nuevos aranceles por valor de 100,000 millones de dólares inmediatamente adoptaremos contramedidas sin dudarlo”, advirtió Geng.

El portavoz aseveró que “el pueblo chino siempre cumple sus promesas, nadie debe infravalorar nuestra decisión a la hora de salvaguardar nuestros derechos e intereses legítimos”.

La Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos recomendó el 3 de abril que Estados Unidos aplique un arancel de 25% a 1,300 productos de origen chino por valor de 50,000 millones de dólares anuales, incluyendo medicamentos, semiconductores, maquinaria agrícola, robots industriales y autos.

En respuesta, al día siguiente, China informó que impondrá aranceles de 25% a la importación de 106 productos originarios de Estados Unidos que suman un valor de 50,000 millones de dólares anuales, entre ellos soya, automóviles, químicos, aviones, whisky y artículos de plástico.

TRUMP VE “COMERCIO ESTÚPIDO”

Como parte del conflicto, el presidente de Trump criticó este lunes lo que definió como “comercio estúpido” con China en sus intercambios bilaterales de automóviles.

Cuando un vehículo fabricado en China se exporta a Estados Unidos, el arancel es de 2.5%, mientras que por los automóviles estadounidenses vendidos en el mercado chino se debe pagar un arancel de 25 por ciento.

“¿Eso suena a comercio libre o justo? No, suena a comercio estúpido”, escribió Trump en Twitter.

En forma desglosada, China impone un arancel aduanero de 10%, más un impuesto automático de 15% a sus importaciones de autos originarios de Estados Unidos. Desde diciembre del 2016, China cobra un impuesto de 10% adicional a los vehículos de superlujo que valgan más de 200,000 dólares.

“Bajo las actuales circunstancias es imposible emprender negociaciones comerciales, y las fricciones son culpa de Estados Unidos”, destacó Geng.

GUERRA COMERCIAL

Sufrimiento de granjeros tendrá recompensa: EU

El presidente estadounidense, Donald Trump, estimó que los agricultores de su país saldrán fortalecidos de la batalla comercial con Pekín, a pesar de que algunos de ellos —en particular los favorables al mandatario— ya están siendo blanco de las represalias chinas.

“Si durante el proceso de negociación (con China) quieren perjudicar a los agricultores porque creen que eso me perjudica, diría que no me parece bien, pero diría que nuestros agricultores son grandes patriotas que comprenden que eso lo hacen por el país”, declaró este lunes antes de la reunión con su gabinete.

“Al final, serán más fuertes de lo que son ahora”, aseguró el presidente estadounidense.

En represalia a las sanciones comerciales estadounidenses, China anunció la semana pasada su intención de imponer derechos de aduana de hasta 25%, sobre todo en la compra de la soya producida en Estados Unidos.

El gigante asiático es el mayor comprador de este oleaginoso estadounidense. En el 2017 encargó soya por valor de 12,000 millones de dólares. (Con información de AFP)

Versión para impresión

Encuesta

¿Sí hoy fueran las elecciones para presidente municipal de Santa Cruz Xoxocotlán, por quién votarías?