• Seguridad

Tras cometer abuso sexual, libre tras pagar una ridícula fianza

Se trata de un corredor de arte.

Oaxaca.- El corredor de arte, J.C.M.A. quién fue sentenciado por el juez quinto penal a 2 años de prisión por el delito de abuso sexual a una joven, hoy está en libertad tras pagar una ridícula fianza de 5 mil pesos y una multa de 3 mil 188 pesos con 50 centavos.

Los hechos ocurrieron en 2014, cuando la joven agraviada trabajaba para un conocido artista plástico, lugar donde conoció a J.C.M.A. quien también trabajaba para el artista como personal administrativo, la mañana del 26 de septiembre al rededor de las 9 de la mañana, la joven iba llegando a su centro de trabajo cuando fue interceptada por J.C.M.A. este la arrinconó contra la pared y comenzó a tocarle lascivamente sus partes íntimas, a la vez que le besaba el cuello y la boca, la joven desesperada comenzó a gritar y, para su fortuna, los gritos fueron escuchados por sus compañeros de trabajo quienes se apresuraron a ayudarla.

J.C.M.A encaró a sus entonces compañeros de trabajo y antes de huir del lugar, amenazo de fuertes represalias en caso de que cualquiera de estos lo denunciara antes las autoridades.

 

Tras la agresión sexual, la joven se presentó a denunciar el caso ante un agente del Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer por Razón de Genero.

 

Fue hasta 10 meses después cuando J.C.M.A fue localizado y presentado ante personal actuante de ese juzgado y, tras vencer el término constitucional, J.C.M.A enfrentó en libertad un largo proceso penal en el cual, después de 4 años, el Juez Quinto Penal por fin lo sentenció a tan solo 2 años de cárcel, mismos que al pagar una suma total y ridícula de 8 mil 188 pesos y 50 centavos puede cumplir en libertad bajo caución.

Y es que así de mal esta la justicia en Oaxaca, en donde la justicia es lenta y el dinero puede mas, y la Fiscalía del Estado deja en libertad a cualquiera, incluso a un agresor sexual a cambio de unos cuantos pesos.

La joven agraviada, vive con el temor de que J.C.M.A su agresor sexual, cumpla sus amenazas y atente contra su integridad física o incluso contra su vida, pues al estar su agresor en libertad, todo puede pasar.

Diversas organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos y derechos de la mujer, afirman que al estar en libertad una persona como J.C.M.A ninguna Oaxaqueña puede estar tranquila, pues no existen penas severas para este tipo de delincuentes, además, ahora saben que con menos de 10 mil pesos pueden librar la cárcel, mientras sus víctimas son sentenciadas a vivir con miedo el resto de sus vidas.

Versión para impresión

Encuesta

¿Usted cree que con la alerta de género los feminicidios y la violencia en contra de mujeres disminuirán en el mediano y largo p