• Magazine

Los mexicanos, inseguros en transporte público

  • Kaleydoscopio
Reportaje Especial

La inseguridad viaja en el transporte público de México, al menos eso es lo que cree más de un tercio de la gente que tiene algún familiar o sufrió un robo o asalto en camiones, trolebuses, micros o taxis.

Lo que más temor causa es que saben que 62 de cada 100 casos, según dijeron 600 encuestados por Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), fueron robos con violencia.

19% de los entrevistados tiene noticias de personas que han sido víctimas de carteristas y 7 del clásico “taloneo” (individuos que suben al y transporte y dicen: acabo de salir de la cárcel y no vengo a robar…). 8 no sabe cómo se roba en camiones y micros, y el resto no respondió.

Por cada 72 hombres que hablan de robos a mano armada hay 51 mujeres, en tanto que suman 27 damas las que saben de personas a las que sacaron las carteras, hechos de los que están enterados 11 caballeros.

Pero es cierto que dos tercio de la gente (63%) no ha sido víctima de la delincuencia en el transporte ni sabe de asaltos o robos. Aunque 35.5% de los habitantes de México sí ha sido víctima de los ladrones o tiene a alguien conocido que ha sufrido sus malas artes.

Los microbuses son los transportes preferidos por los malhechores, ya que 46.8% de quienes saben de los atracos los mencionan como el principal escenario de robos y asaltos; 20.9% señala que lo más peligroso es viajar en autobús, 10% teme andar en el Metro, 7.1% en taxi, 2.7% en combi y 1.9% en metrobús.

Los cinco concejos que dan los mexicanos a sus compatriotas para ponerse a salvo de la delincuencia que actúa en el transporte público son:

No utilizar el transporte público después de “ciertas horas”, recomienda 25.3% de los consultados por GCE.

Viajar en su propio automóvil, indica 22.6% de las personas entrevistadas telefónicamente.

Por todo México, 17% sugiere cambiar de ruta para engañar a los ladrones.

10.8% pide a quienes tienen que subirse a taxis, camiones o trolebuses y metros dejar sus cosas de valor en casa.

Cambiar de transporte es la salud, dice 6%

Y tener precaución, menciona 2.2%.

En la desesperación, 7.9% de los mexicanos no sabe qué hacer, 2.9% piensa que no hay nada que hacer y 4.2% no quiso revelar qué se puede hacer desde su punto de vista.

Gabinete (www.gabinete.mx) pidió a los 600 consultados telefónicamente de todo el país que calificara la calidad del transporte público en tres cosas: seguridad, eficiencia y costo-beneficio.

La evaluación se realizó con una escala de 0 (pésimo) a 10 (excelente):

En seguridad, 31.9% de los entrevistados considera el transporte en general como pésimo, pero la mayoría lo ve excelente.

En eficacia, 58.4% cree que está bastante bien, en cambio 37.8% piensa que va mal o muy mal.

 Del costo-beneficio, 41.6% está convencido de que es muy malo, aun cuando 54.4% lo ve bastante eficiente y bien en precio.

 

Versión para impresión

Encuesta

¿Usted justifica los actos vandálicos con excusa del aumento de las gasolinas?