• Nación

Recortes al gasto se mantendrán por años: Videgaray

  • e-consulta
México enfrenta un panorama económico incierto a mediano y largo plazos, que representa “un reto” para el país y su desarrollo.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, planteó que los recortes presupuestales para disminuir el gasto gubernamental serán por varios años porque el futuro de la economía nacional e internacional es incierto, los precios del petróleo se mantendrán bajos y se observará alta volatilidad en el tipo de cambio.

Por eso, afirmó, México debe preparar su economía para ejercer menor gasto gubernamental y poder enfrentar un menor crecimiento internacional, la elevación de tasas de interés en Estados Unidos, que provocará un reflujo de capitales a ese país, y los bajos precios del petróleo para un periodo que puede durar años, advirtió.

De acuerdo con una nota del diario La Jornada, el funcionario adelantó que si bien para este año se cuenta con las coberturas petroleras que garantizan un nivel de 79 dólares por barril, para 2016 se buscará contratar garantías con el mismo fin, pero “serán a un precio mucho menor”, y de acuerdo con las condiciones de los mercados.

“En los últimos dos meses el precio de la mezcla mexicana de petróleo de exportación se ha estabilizado entre 45 y 50 dólares por barril y anticipamos que permanecerá en esos niveles, tal vez con algunos incrementos ligeros, en los próximos meses y años. ¿Esto qué quiere decir? Los mexicanos tenemos que ajustarnos ante una nueva realidad. Si de preservar la estabilidad de la economía se trata, tenemos que reaccionar ante este fenómeno con responsabilidad y entender que no estamos enfrentando una situación transitoria, sino algo de características permanentes, y por lo tanto reaccionar como se reacciona ante un choque permanente de ingresos: reduciendo los gastos”, dijo.

Al participar en The Real State Show 2015 organizado por la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Videgaray Caso planteó un panorama económico incierto a mediano y largo plazos, que representa “un reto” para el país y su desarrollo.

“El entorno internacional se caracteriza por tres fenómenos que hacen complejo el panorama para la economía mexicana: una caída abrupta y permanente del precio del petróleo; la inminente elevación de las tasas de interés en Estados Unidos y la consecuente apreciación del dólar, y un bajo entorno de crecimiento global... El entorno internacional que enfrenta hoy México sin lugar a dudas representa un reto muy relevante, un reto en el cual se combinan variables de forma desfavorable para nuestra economía”.

Frente a esa situación planteó que “los mexicanos tenemos que ajustarnos ante una nueva realidad. Si de preservar la estabilidad de la economía se trata, tenemos que reaccionar ante este fenómeno y entender que no estamos enfrentando una situación transitoria sino algo de características permanentes y por lo tanto reaccionar como se reacciona ante un choque permanente de ingresos: reduciendo los gastos”.

No obstante, adelantó, el recorte del gasto será permanente y estableció el compromiso del gobierno federal para que año con año se reduzca más el déficit público, en particular el gasto corriente. “Le toca al gobierno apretarse el cinturón”, puntualizó el secretario de Hacienda.

Al mismo tiempo resaltó que en esa situación México se ha distinguido entre los países emergentes por tener una economía mejor preparada, con fortalezas como tipo de cambio flexible, bajo déficit en cuenta corriente, reservas internacionales por más de 195 mil millones de dólares, más la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional (FMI) por 75 mil millones de dólares adicionales, que permiten garantizar la liquidez del mercado cambiario; financiamiento oportuno a largo plazo y coberturas petroleras que dan certidumbre a los ingresos por las exportaciones de crudo y las reformas estructurales emprendidas por la actual administración federal.

Videgaray Caso garantizó a los desarrolladores inmobiliarios que dentro de los ajustes que llevará a cabo el gobierno federal no habrá modificaciones al programa fiscal, es decir, no se propondrán nuevos impuestos ni un aumento a los existentes, además de que los recortes no afectarán los subsidios a la vivienda.

Eso, en respuesta al informe presentado por el presidente de los desarrolladores inmobiliarios, Jaime Alverde, en el sentido de que ese sector prevé inversiones “históricas” de 18 mil millones de dólares este año, con lo que se completarán 37 mil 500 millones en los 23 años de existencia de la agrupación. Es un sector, dijo Alverde Losada, que este año impulsa 216 proyectos por un total de 42 millones de metros cuadrados y con la generación de 490 mil millones de empleos.

Estancamiento económico de Brasil beneficiará a México

La economía de Brasil pasó de ser la consentida en América Latina a la más cuestionada, lo que favorecerá a México en el mediano y largo plazos, vía inversiones directas y de cartera, coincidieron analistas.

Según otra nota del periódico El Universal, las expectativas de crecimiento para la economía mexicana se han visto deterioradas por los dos recortes al gasto público recientemente anunciados para 2015 y 2016, que suman casi 260 mil millones de pesos.

Sin embargo, el gobierno de Dilma Rousseff congelaría este año 80 mil millones de reales en presupuesto para lograr su meta de ahorro fiscal.

La economía carioca creció apenas 0.1% en 2014; mientras que para 2015, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó una contracción de 1.0%, que sería la mayor en 25 años.

En contraste, si bien México creció por debajo de su potencial en los últimos años, el FMI estimó un crecimiento de 3% para 2015.

La inflación brasileña se situaría en 8.23% al cierre de 2015, que significará su nivel más elevado desde 2003, según el sondeo semanal del banco central de Brasil a analistas privados.

Los problemas inflacionarios de Brasil se han traslado en salarios nominales más altos, mientras que en México las remuneraciones se han mantenido estables. Esto eleva la competitividad de nuestros sectores, como el automotriz, afirmó Alejandro Cervantes, economista de Banorte.

El analista de Multiva, Cesar Elías, enfatizó que la mayor oferta de mano de obra calificada en México, así como su posición geográfica con Estados Unidos (EU), atraen inversiones. Consideró que la debilidad económica no sólo de Brasil, sino de China puede derivar en mayor inversión extranjera directa en México.

Una vez que se materialice el alza de tasas en EU, para después llegar a un equilibrio, se aminorará la volatilidad financiera global, motivando a los portafolios a voltear a Latinoamérica, y con un panorama negativo en Brasil, posiblemente estos flujos vengan a México, dijo el experto de Multiva.

“Hay buenas expectativas de que en el futuro los flujos resultantes de los estímulos monetarios europeos se trasladen hacia México”, estimó.

Mejor posicionado. Rafael Camarena, economista senior de Santander, aseveró que la economía mexicana se encuentra actualmente mejor posicionada que la brasileña, dado que esta última está muy expuesta a materias primas.

“En términos de flujos de capital, una percepción negativa sobre Brasil beneficiaría a otros mercados emergentes, entre ellos México”, dijo.

Isaac Velasco, de BX+, coincidió en que actualmente los fundamentales macroeconómicos de México son mejores que los de Brasil, y además coincidió en que los estímulos monetarios provenientes de Europa y Japón podrían seguir propiciando la entrada de flujos.

Parte del menor ritmo brasileño ya es incorporado actualmente por los mercados y está beneficiando a México, concordó Luis Adrián Muñiz, subdirector de análisis económico de Vector.

Elías, de Multiva, estimó que el real podría perder más terreno en lo que resta de 2015 y 2016, para concluir entre 3.5 y 3.7 por dólar en este año, y entre 3.8 a 4 al cierre del siguiente. Para el peso se espera una apreciación desde sus niveles actuales, para finalizar 2015 en 14.70 por billete verde y 2016 en 13.75. En el año, el real es una de las divisas que más ha perdido frente al dólar, al acumular un deterioro de 14.1%.

Además de la austeridad, la menor cotización de las materias primas, la depreciación de su moneda, Brasil actualmente se ve afectado también por un endurecimiento de sus condiciones monetarias.

Para anclar las expectativas de inflación, su banco central sitúa actualmente su tipo de referencia en niveles que no se observaban desde 2009, en 12.75%, y el mercado anticipa que se anuncie un nuevo incremento de 25 puntos base este 29 de abril.

Lo anterior dificulta el financiamiento de gastos de los hogares brasileños, pues su endeudamiento se duplicó en los últimos ocho años.

El Índice de Confianza del Consumidor de Brasil cayó en marzo por tercer mes consecutivo, alcanzando un nuevo mínimo histórico de la serie que comenzó en septiembre de 2005 y está incluso por debajo del nivel registrado en la crisis de 2008-2009.

Brasil vive también un episodio de escasez de agua y electricidad, resultado no sólo del desfavorable régimen de lluvias, sino también de las insuficientes inversiones en el sector.

El escándalo de corrupción que involucra a Petrobras y a las principales empresas constructoras del país ha reforzado las presiones a la baja.

En el largo plazo el ajuste y la depreciación del tipo de cambio permitirán un crecimiento de Brasil de alrededor de 2.5%, pues un ritmo más alto requiere reformas que hoy lucen poco probables, proyectó Juan Ruiz, economista en jefe para América del Sur de BBVA Research.

En contraparte, de aplicarse correctamente las reformas estructurales en México, su crecimiento económico potencial pasaría de 3% a 5%, vaticinó Cervantes, de Banorte.

Versión para impresión

Encuesta

¿Usted cree que con la alerta de género los feminicidios y la violencia en contra de mujeres disminuirán en el mediano y largo p