• Nación

Impedirán padres de desaparecidos elecciones en Guerrero

  • e-consulta
La cancelación de los comicios en Guerrero que pretenden y alientan varios grupos, sería un golpe de Estado: PRD

El pueblo de Guerrero no permitirá que se lleven a cabo las elecciones del próximo 7 de junio en la entidad, pues votar es hacerlo por el crimen organizado, aseguraron los padres de familia de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde septiembre pasado.

Durante un mitin en la explanada del Zócalo capitalino, donde confluyeron las diversas marchas y movilizaciones que se realizaron ayer en el Distrito Federal al cumplirse cuatro meses de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, Felipe de la Cruz, vocero de los padres de familia, consideró que esta consigna no debe ser exclusiva para dicho estado, sino para todo el país que, dijo, está hundido en miseria, pobreza e ignorancia.

"No a las elecciones, porque ningún partido es la solución al problema de México y votar es votar por el crimen organizado y por los mismos políticos desvergonzados, rateros y asesinos.

"Por eso en Guerrero no habrá elecciones aunque el gobernadorcillo y el secretario de Gobernación digan que va a haber; el pueblo se va a encargar de no permitir las votaciones, porque ya no queremos más crímenes ni más desapariciones forzadas", enfatizó según una nota del diario Milenio.

De la Cruz aseveró que en la entidad va a gobernar el pueblo con las asambleas populares, ya que "es el único que puede sacar adelante al mismo pueblo", por lo que reiteró que todo el país debe pugnar por este modelo.

En tanto, Vidulfo Rosales, abogado de los padres de familia, convocó a una convención popular nacional el próximo 5 de febrero en la Normal Rural de Ayotzinapa, para delinear una "agenda común que nos permita transformar el país".

"A todos los mexicanos que no están organizados pero que estamos conscientes, que luchan hombro con hombro en esta causa, los esperamos en Guerrero para discutir y forjar la unidad nacional de todos los mexicanos en una agenda común que nos permita de una vez por todas transformar el país y luchar contra las instituciones corruptas que para nada sirven ni ayudan a este pueblo", explicó.

Organizadas en cuatro contingentes, decenas de miles de personas participaron en las movilizaciones de ayer, que partieron desde las 10 horas de las estaciones Indios Verdes, Taxqueña, Zaragoza y Auditorio del Metro.

Al encabezar el segundo contingente, que recorrió calzada de Tlalpan, el vocero de los padres de familia sostuvo que el Ejército participó "de manera directa" y "por omisión" en la agresión contra los estudiantes en los hechos del pasado 26 de septiembre en Iguala.

De la Cruz argumentó que de acuerdo con el testimonio de estudiantes sobrevivientes, los militares agredieron a los normalistas que se resguardaron en una clínica cercana.

"Los sacan, los golpean, les quitan sus celulares y les dicen que si eran muy hombrecitos y si eso estaban buscando, pues que le entraran.

"Después por omisión, cuando estaban cerca del hecho, pues el Ejército fue creado para vigilar, primero que nada, la soberanía nacional, y en caso de riesgo tendrían que participar; no para la seguridad en el país, para eso están la Policía Ministerial y los cuerpos policiacos", consideró.

Por lo que aseguró que continuarán pidiendo que se indaguen y se abran nuevas líneas de investigación para "castigar también a los militares y a quienes dieron la orden del cuartel, porque tuvo que salir de ahí".

Ya en el mitin, otro padre de familia reveló que también tienen certeza de que el Ejército es corresponsable de estos hechos, porque militares del 27 Batallón habrían amenazado y atacado a los normalistas, luego de un boteo realizado "semanas antes" del 26 de septiembre.

"Les pusieron la pistola en la cabeza, los patearon y los subieron al autobús cuando ellos iban a botear semanas antes de haber sido acribillados y desaparecidos. Es por ello que estamos convencidos de que el gobierno sabe y los tiene", afirmó.

Integrantes de la CNTE advirtieron que como parte de la exigencia de que sean presentados con vida los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, buscarán evitar la construcción del tren interurbano México-Querétaro y la ampliación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Al participar en la marcha que partió de la estación Auditorio del Metro, Juan Melchor, líder de la sección 18 de Michoacán, aseguró que se tiene que frenar la construcción de estas obras, "porque solo sirven para llenar el bolsillo de los empresarios que tienen negocios con el gobierno federal", puntualizó.

Además, en la movilización que partió de la estación Indios Verdes del Metro, miles de inconformes, entre padres de desaparecidos, integrantes de la CNTE de secciones pertenecientes a Chiapas, Veracruz, Jalisco, Estado de México o el DF, descartaron la hipótesis de que los normalistas estén muertos.

"Es una mentira que nuestros hijos están quemados y que fue el crimen organizado quien los mató, porque de ser así, el crimen organizado son ellos, el gobierno", aseguraron los manifestantes.

Cancelar elecciones en Guerrero sería como un golpe de Estado: PRD

La dirigencia nacional del PRD advirtió que la cancelación de los comicios en Guerrero que pretende un grupo de civiles, “algunos de ellos armados”, será un golpe de Estado y de permitirse esa situación se corre el riesgo de que más adelante otro grupo intente impedir las elecciones en el país, por lo cual demandó al gobierno federal tomar las medidas para hacer guardar la Constitución en un Estado de la Unión.

“Es una decisión que el gobierno de la República tiene que tomar, a nadie más les corresponde que a ellos; el Presidente de la República, cuando tomó el cargo en el Congreso de la Unión, juró guardar y hacer guardar la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y sino, que se le demande, así dice el juramento y no es de protocolo. Ha llegado el momento en que el gobierno federal tiene que tomar las medidas”, demandó el líder nacional del PRD, Carlos Navarrete según otra nota del periódico Crónica.

Recalcó que la situación en Guerrero es “preocupante” por lo cual no se debe permitir que un “grupo focalizado” “por la vía de los hechos y al costo que sea” busque impedir que haya elecciones para renovar la gubernatura, el congreso local y las presidencias municipales.

“¿Qué es un golpe de Estado? Evitar que se constituyan los poderes e imponer por la vía de los hechos, con violencia o de facto la anulación de las garantías constitucionales en un territorio de la Federación, me parece que se está jugando con fuego en eso”, advirtió.

Navarrete consideró que quienes ven con simpatía esta posibilidad no están calculando las consecuencias en el país e incluso internacionales, que en un Estado de la Unión un grupo de personas decida por sí mismos impedirles a cientos de miles de ciudadanos que acudan a las urnas a renovar los Poderes constitucionales.

Asimismo Navarrete descartó la posibilidad de postular a la gubernatura de Guerrero a un candidato de unidad por parte de todos los partidos y aseguró que el sol azteca ya conforma una gran alianza, incluso sin descartar al PAN, para presentar un abanderado o abanderada que sea impulsado por un gran frente electoral.

En ese sentido, rechazó que el exgobernador Ángel Heladio Aguirre tenga injerencia en la designación del candidato a la gubernatura o en los otros cargos desde diputados o presidentes municipales y aseguró que será el consejo estatal del sol azteca quien el próximo 31 de enero elegirá a sus abanderados.

Resguardarán la seguridad en escuelas de Acapulco mil militares

Para dar garantías de seguridad a los padres de familia y maestros de más de 15 mil alumnos de nivel básico, mil militares custodiarán las escuelas en la zona periférica del puerto de Acapulco, anunció la Secretaría de Educación de Guerrero.

La situación de inseguridad y violencia obligó a 198 planteles de educación básica (primarias, secundarias y preescolares) a suspender actividades una semana antes de las vacaciones de diciembre; de ellas, un grupo conformado por 107 escuelas no regresó a clases el pasado 7 de enero, y ayer lunes sólo pudieron concretar su regreso otras 40.

Al respecto, el secretario de Educación en la Entidad, Salvador Martínez Della Rocca informó en entrevistas con medios locales que ya se delineó un plan de seguridad con la 35 zona militar, para garantizar que cuando menos dos elementos se queden apostados en las puertas de las escuelas ubicadas en la zona marginal de Acapulco, para vigilar el ingreso de los alumnos.

Además, se plantea que soldados y elementos de la Gendarmería Nacional y la Policía Militar realicen patrullajes constantes en colonias periféricas como Emiliano Zapata, El Coloso, La Sabana, Ciudad Renacimiento, Las Parotas, donde están los planteles y que son consideradas de “alta peligrosidad”.

“Ya en las escuelas están dialogando maestros, padres y directores para ver cómo será el regreso. Nosotros no queremos que se pierda el ciclo escolar”, señaló el funcionario de acuerdo con otra nota del diario 24 Horas.

Desde el regreso a clases oficial en todo el país, el pasado 7 de enero, padres de familia y maestros acapulqueños habían protagonizado cuando menos dos manifestaciones en la zona hotelera para exigir condiciones de seguridad y garantías de vigilancia en las escuelas de sus hijos.

La situación llegó a tal punto que Martínez Della Rocca debió admitir que, entre noviembre y los primeros días de enero, habían sido asesinados 22 maestros, otros 18 fueron secuestrados y ocho profesoras habían sido abusadas sexualmente por integrantes de la delincuencia organizada.

Versión para impresión

Encuesta

¿Qué calificación le otorgaría al trabajo del secretario de Educación Pública en Oaxaca?