• Nación

Aumento de precios la constante en 2014

  • e-consulta
El incremento de 24.82 por ciento en el precio de la electricidad provocó que la inflación anual se ubicara en 4.16 por ciento.

Los precios al consumidor aumentaron 0.74 por ciento en la primera quincena de noviembre, la mayor elevación quincenal en el curso de este año, causada principalmente por el incremento de 24.82 por ciento en el precio de la electricidad.

Con esa elevación, la inflación anual llegó a 4.16 por ciento, casi una quinta parte superior a la observada en la primera quincena de noviembre de hace un año, la cual fue de 3.51 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con una nota del periódico La Jornada, analistas de grupos financieros consideraron que la inflación anual de la primera quincena de noviembre se “desaceleró” respecto a la segunda de octubre, que fue de 4.28 por ciento, pero consideraron “improbable” que termine 2014 por debajo de 4 por ciento, como estimaron los especialistas del Banco de México.

El aumento en las tarifas de luz se debió a la terminación del programa de subsidios de temporada cálida en 10 ciudades del norte y noroccidente del país: Mexicali, Ciudad Juárez, Culiacán, Chihuahua, Hermosillo, Matamoros, Colima, La Paz, Huatabampo y Ciudad Jiménez.

Por su parte, los productos y servicios que forman parte de la canasta básica de consumo aumentaron su precio 1.74 por ciento en los primeros 15 días del mes y con ello alcanzaron un incremento anual de 5.06 por ciento.

Después de la electricidad, los productos y servicios que tuvieron mayor incidencia en el índice nacional de precios al consumidor durante la primera quincena de noviembre fueron el jitomate, con 9.05 por ciento; la carne de res, con un encarecimiento de uno por ciento; el huevo, 2.36; automóviles, 0.69, y el gas doméstico LP, 0.79 por ciento.

En contraste, los productos con menor incidencia en la carestía fueron la cebolla, que se abarató 8.03 por ciento; la gasolina de bajo octanaje, la cual bajó 0.16 por ciento, según el Inegi; los refrescos embotellados tuvieron una baja quincenal de 0.48 por ciento; por la naranja se pagó 9.69 por ciento menos que en la segunda quincena de octubre, y la manzana redujo su costo 2.54 por ciento.

Crece número de personas que no pueden comprar la canasta básica

El porcentaje de personas que no pueden adquirir la canasta básica con su ingreso laboral creció 3.13% en el tercer trimestre del año respecto al mismo periodo del año pasado, según información del Consejo Nacional de Evaluación para la Política Social (Coneval).

Esto implica que, para el periodo julio-septiembre de este año, a 18 millones 224 mil personas ocupadas, subordinadas y remuneradas, junto con sus respectivos hogares, no les alcanzó su ingreso para adquirir los bienes necesarios para la alimentación, según cálculos de Excélsior con información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI.

Las personas ocupadas mencionadas, el Inegi las clasifica como aquellos empleados que “trabajan para una unidad económica en la que depende de un patrón, jefe o superior”.

Esta situación significa que el porcentaje de la población que no puede adquirir dicha canasta con su ingreso se ubicó en 54.5% de la población asalariada en el tercer trimestre de este año, que contrasta con 52.9% que se registró en igual periodo de 2013, según cálculos de ese diario basados en datos suministrados por el Observatorio Económico México Cómo Vamos.

Estos porcentajes se obtuvieron a partir del Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), que mide el porcentaje de personas que no pueden adquirir la canasta básica con su ingreso laboral.

En lo que tiene que ver con quienes viven en zonas urbanas, el porcentaje de la población que no puede adquirir la canasta básica con su ingreso aumentó 3.77% y se ubicó en 52% de la población, mientras que dichas cifras para los que habitan en zonas rurales creció 1.43%, llegando a un nivel de 62.8% de la población en esas zonas.

Lo anteriormente descrito es consecuencia del deterioro que ha habido en el país en el ingreso laboral por persona que mide el Coneval.

Según el organismo, el ingreso laboral por persona, esto es, la suma de los ingresos de un hogar entre el total de miembros, se ubicó en el tercer trimestre del año en mil 274 pesos del primer trimestre de 2010, lo cual implicó una caída de 5.6% en términos reales respecto al mismo periodo del año pasado.

El Coneval ubica los ingresos por persona en pesos de un año base, en este caso el primer trimestre de 2010, con el fin de medir cuánto han crecido o disminuido dichos ingresos, habiendo descontado los efectos anuales de la inflación.

En cambio, si dicho resultado se obtuviera descontando el alza de los precios de la canasta básica, el nivel de ingresos por persona se ubicaría en mil 190 pesos, con lo cual la caída en dicho ingreso sería de 6.8% en el periodo de referencia.

Si se midiera la caída en el ingreso por persona en los últimos diez años, es decir, desde el tercer trimestre de 2005, la caída en el ingreso real por cada habitante del país habrá sido de 22.6% en términos reales, y de 33.6% real si se descuenta el alza en los precios de los bienes de la canasta básica alimentaria, según cálculos del periódico Excélsior.

El Coneval manifiesta que el Índice de Tendencia de la Pobreza Laboral no constituye una medición de la pobreza, puesto que no comprende todas las fuentes de ingreso ni todas las dimensiones de la medición oficial de la pobreza dada a conocer por el Consejo.

Sin embargo, el organismo alerta que este índice sirve como “señal preventiva de corto plazo sobre la situación del ingreso laboral de las familias en relación con el costo de la canasta alimentaria”.

Versión para impresión

Encuesta

La salida de Margarita Zavala del PAN para ir como candidata independiente a la presidencia...

.