• Nación

Miles exigen fin a desapariciones forzadas en México

  • e-consulta
El presidente Enrique Peña aseveró que si bien ‘‘México está dolido, el único camino para aliviar ese dolor es el de la paz y la justicia’’.

El recorrido que realizaron por varios estados del país confirmó lo que sospechaban: “No sólo es Guerrero: en todo México hay fosas clandestinas, ejecutados extrajudicialmente y desapariciones forzadas”.

Ese fue el mensaje que los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde hace 52 días expresaron ante cientos de miles de personas que los acompañaron ayer en la cuarta Jornada Global por Ayotzinapa, que concluyó con un mitin en el Zócalo de la ciudad de México.

“¡No están solos, no están solos!”, fue la respuesta de miles de voces que se sumaron para exigir la presentación con vida de los normalistas, castigo a los responsables de los hechos del 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero, y la salida de la Presidencia de la República de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con una nota del periódico La Jornada, arropados por la multitudinaria movilización popular (al concluir el mitin, a las 8 de la noche, aún entraban contingentes al Zócalo), los familiares advirtieron: “El Estado quiere cerrar el caso con las mentiras del procurador (Jesús Murillo Karam), pero desde aquí les decimos que los padres somos muy dignos y sin importar el cansancio no nos detendremos hasta encontrar a nuestros hijos. Estamos seguros que el gobierno sabe dónde están”.

Las caravanas Julio César Mondragón Fuentes Fontes, Daniel Solís Gallardo y Julio César Ramírez Nava –los tres estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos asesinados durante aquellos sucesos– llegaron la tarde de ayer a la ciudad de México y fueron recibidas por miles de personas en tres puntos distintos de la que muchos consideran “ciudad colapso”: el Ángel de la Independencia, la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco y el Monumento a la Revolución.

Desde estas tres escalas, los padres de los normalistas partieron junto a cientos de miles de ciudadanos hacia un mismo destino: el Zócalo capitalino.

“Hoy queremos decirles que no sólo es Guerrero, gracias a las caravanas nos dimos cuenta que fosas clandestinas y desaparecidos hay en todo el país. Hoy, 20 de noviembre, no festejamos el 104 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana. Si estamos aquí parados, es porque los gobernantes han mutilado nuestra Constitución en su beneficio y para justificar sus actos”, sostuvo Felipe de la Cruz, padre de uno de los muchachos desaparecidos.

Contundente, el hombre refutó la advertencia de Peña Nieto: “Usted asegura estar facultado para usar la fuerza pública (contra los manifestantes), pero se olvida que el pueblo tiene otras facultades, y justo aquí está para exigir cuentas”.

Uno más envió un mensaje a Peña Nieto, quien al tomar posesión de la Presidencia prometió cumplir y hacer cumplir la Constitución. “Pero hoy quiero informarle que la patria se lo demanda y exige su retirada”.

Han sido 52 largos días para 46 familias (43 desaparecidos y tres asesinados), casi dos meses de lucha que fueron resumidos por otro de los familiares: “Son 52 noches sin nuestros hijos y el gobierno no ha respondido, no ha realizado ninguna investigación seria para nosotros, sólo ha habido simulación”.

La rabia e indignación son más poderosas que el agotamiento. “No estamos cansados, estamos enojados porque han jugado con nuestros sentimientos. El gobierno, en lugar de resolver el caso, ha amenazado a los padres y a quienes están en la movilización popular”.

Asimismo, dejaron en claro que esas 52 noches también han sido largas para el gobierno federal: “Así tengan miles de detenidos, a nosotros no nos interesa, queremos a nuestros hijos y nada más. Y queremos decirle al señor Peña Nieto que si él y su gabinete no pueden, que se vayan”, sostuvo una madre.

Otra de las madres tomó el micrófono, y con una voz grave borró la hipótesis del procurador (Murillo Karam) de que los 43 normalistas pudieron haber sido asesinados y calcinados por integrantes de la banda Guerreros Unidos.

“Sólo quiero decirles que si el crimen organizado se los hubiera llevado, sus cuerpos ya hubieran aparecido, como el resto de los que han sido ejecutados (por ese grupo). Pero el hecho de que sigan desaparecidos muestra que se los llevó el gobierno, y ellos saben dónde están”.

Para finalizar la jornada, los padres de los normalistas agradecieron a los cientos de miles que los acompañaron y les enviaron un mensaje: regresen a sus casas a reflexionar y analizar qué habrá después del 20 de noviembre de 2014, justo para hallar la fórmula de la transformación.

“Estamos determinados a cambiar de una vez por todas este país; estamos dispuestos a mandar a la fregada a las instituciones, porque ya no sirven. Apostamos por la vía pacífica, pero no se puede hablar de paz cuando nos faltan 43 jóvenes. No puede hablar de gobernabilidad cuando envían a sus provocadores y policías a reprimir al pueblo. Y eso debemos cambiarlo”.

El camino para aliviar el dolor es la paz y la justicia: Peña

El presidente Enrique Peña Nieto salió en defensa del Ejército Mexicano y de las instituciones y aseveró que si bien ‘‘México está dolido, el único camino para aliviar ese dolor es el de la paz y la justicia’’.

Ante los representantes de los poderes Legislativo y Judicial, su gabinete legal y ampliado y los altos mandos de las fuerzas armadas, el Ejecutivo federal sostuvo que ‘‘lo que los mexicanos demandan es que la ley se cumpla y que se privilegie el orden’’, además de avanzar hacia mejores condiciones de vida.

Al encabezar ayer la ceremonia de reconocimientos y ascensos de elementos de las fuerzas armadas, Peña Nieto descalificó a quienes atentan contra las instituciones, tras señalar que en un Estado democrático como el nuestro ‘‘es inaceptable la violencia, cualquiera que sea su origen. ¡Los mexicanos decimos no a la violencia. Sociedad y gobierno rechazamos categóricamente cualquier intento por provocarla o alentarla!’’

Señaló que ‘‘bajo ninguna circunstancia puede ponerse en duda la lealtad, nobleza y vocación de servicio de las fuerzas armadas’’, y en clara alusión a las críticas a los militares por su responsabilidad en la muerte de 22 civiles en Tlatlaya, estado de México, aseguró que en una institución con la grandeza del Ejército, el trabajo de más de 212 mil soldados no debe calificarse a partir de los contados elementos que pudieron haberse alejado de sus principios y mística de servicio’’.

Es desafortunado, dijo, que cuando algunos elementos incumplen su deber se señale a toda una institución que ha dejado patente su lealtad y compromiso.

Según otra nota del diario La Jornada, el también comandante supremo de las fuerzas armadas afirmó que el gobierno de la República no cejará en sus esfuerzos por hacer imperar el estado de derecho y la justicia en todo el territorio nacional, al tiempo de destacar que en esta tarea la aportación de las fuerzas armadas es fundamental por la confianza que tiene la sociedad mexicana en éstas.

En la ceremonia efectuada en el Campo Marte, que fue el acto central para conmemorar el 104 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, se entregaron reconocimientos y condecoraciones a militares y marinos, entre éstos los que ascendieron a los más altos grados: general de división y almirantes.

Los divisionarios que recibieron sus insignias fueron: Germán Javier Jiménez Mendoza, Uribe Toledo Sibaja, Miguel Ángel Patiño Canchola, Pedro Felipe Gurrola Ramírez, Alejandro Saavedra Hernández y el general de ala Jesús Pablo Franco Martínez.

Los marinos que ascendieron a almirantes son: Anselmo Díaz Cid, José Luis Vergara Ibarra, Carlos Ortega Muñiz, Luis Gerardo Alcalá Ferráez, Juan Guillermo Fierro Rocha, Eduardo Redondo Arámburo y José Antonio Sierra Rodríguez.

La inseguridad no es sólo culpa del gobierno: Cienfuegos

El general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional y merecedor de la Condecoración por la Patria al cumplir  50 años de servicio, pidió dejar de suponer que “los grandes retos que enfrentamos, como la inseguridad y el crimen organizado, son sólo culpa del Gobierno”.

Aseguró que “esa actitud poco abona, son problemas de todos, y sólo juntos podremos vencerlos, son problemas de Estado, no de Gobierno”.

Frente al presidente Enrique Peña Nieto hizo un llamado a “unirnos, sociedad, gobiernos y Fuerzas Armadas para seguir el camino del progreso y llevar al país al sitio que merece”.

Desde el Campo Marte en la ceremonia de ascensos y condecoraciones a las fuerzas armadas celebrada en paralelo a los festejos por el 104 aniversario de la Revolución Mexicana, Cienfuegos pidió:”Superemos esta encrucijada, generando los acuerdos y los consensos necesarios con voluntad, con visión, con determinación Ni la delincuencia ni cualquier otro antagonismo podrán jamás someter a la democracia”.

Se dijo convencido de que juntos, los mexicanos con ferviente amor por México somos más para superar cualquier obstáculo.

“Unámonos para resolver los desafíos que enfrentamos, hagamos que el esfuerzo colectivo nos permita tener un mejor país”, señaló según otra nota del periódico Crónica.

Recordó que la historia nos muestra que en estas situaciones de conflicto hay dos caminos: el de la desunión reflejado y marcado por la violencia la intolerancia, la crítica infundada y el temor esta vía solo lleva al fracaso nacional, al atraso social, a la frustración a la ingobernabilidad, a la inestabilidad. No soluciona problemas solo los agrava, genera rencores inconciliables, letargo económico y parálisis colectiva.

Aseveró que las Fuerzas Armadas trabajarán “en coordinación y cooperación con autoridades de los tres órdenes de Gobierno, hombro a hombro con la ciudadanía, apegando siempre nuestra conducta a las leyes con irrestricto respeto a los derechos humanos”.

Continuarán, expuso,, “cumpliéndole a la Patria, de día y de noche, en la totalidad de la vasta geografía de la República”. “Lo haremos privilegiando el diálogo y la prudencia, actuando con firmeza y decisión cuando sea necesario”; de frente, sin ocultarnos y con el único interés de servir a la población, colocando a los ciudadanos en el centro de nuestras acciones. “Siempre con plena observancia a las decisiones que el poder civil determine”, subrayó.
En nombre de los galardonados, el general de división diplomado de Estado Mayor, Germán Javier Jiménez Mendoza, comandante de la 7ª Región Militar relató que con la condecoración de perseverancia se premia en todo el país a un total de 23 mil 978 efectivos, que han cumplido con dedicación de forma ininterrumpida 10 años o más en el servicio activo; la condecoración al mérito deportivo es recompensa de 83 atletas militares y el ascenso se otorgó a 14 mil 633 elementos.

Versión para impresión

Encuesta

¿Qué tan conforme está usted de los resultados a Presidente de la República en la que dan como ganador a Andrés Manuel López?

.