• Nación

Mexicanos dejaron de gastar y se desploman las ventas

  • e-consulta
La adquisición de bienes y servicios de origen nacional redujo su tasa de elevación anual de 2.5% a 1.8% en los últimos meses.

El gasto en productos y servicios en el mercado interno realizado por los hogares y residentes en el país mostró un crecimiento anual de 1.7 por ciento entre enero y julio de este año, el más bajo observado en un lustro para un periodo similar desde 2010, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esa tasa de elevación fue 41.4 por ciento inferior a la observada en el mismo periodo de 2013, cuando el consumo interno se expandía a un ritmo anual de 2.9 por ciento, el cual mostraba ya desaceleración respecto al observado en el lapso enero-julio de 2012, cuando el aumento anual fue de 6.3 por ciento.

Según los resultados del indicador mensual del consumo privado en el mercado interior, instrumento que permite dar seguimiento a la demanda, el componente más significativo del producto interno bruto, la compra de bienes y servicios de origen nacional, redujo su tasa de elevación anual de 2.5 por ciento de enero a julio de 2013 a 1.8 por ciento en el mismo periodo de 2014.

Por su parte, la adquisición de productos importados, que representa menos de uno por ciento del consumo nacional, pasó de un crecimiento anual de 7 por ciento el año pasado a otro de 1.4 entre enero y julio de 2014.

De acuerdo con una nota del periódico La Jornada, el rezago del poder adquisitivo de los salarios, afectado por el desgaste de una inflación anual superior a 4 por ciento en cinco de los nueve meses transcurridos hasta septiembre de este año, parece que ha sido un factor determinante en el bajo nivel de compras de los hogares.

El consumo crece cada vez menos y el mercado interno se estrecha.

Según el reporte del indicador mensual del consumo privado en el mercado interior, en julio “el gasto total destinado a la compra de bienes y servicios de consumo que realizan los hogares y residentes del país” creció 2.4 por ciento sobre el nivel registrado en julio de 2013, cuando la tasa anual de crecimiento fue de 3.9 por ciento; en tanto que en el séptimo mes de 2012 el ritmo de expansión era de 6.4 por ciento al año.

En cuanto a los componentes de este indicador de la demanda, el consumo de productos y servicios de origen nacional creció 2.2 por ciento en julio, tasa menor a la de 3.8 por ciento observada en el mismo mes del año pasado.

Por su parte, las compras de bienes, que en julio de 2013 crecían a un ritmo anual de 5.6 por ciento se redujeron a 3.7 por ciento en el séptimo mes de 2014; mientras los pagos por el consumo de servicios bajaron de 2.1 a 0.7 por ciento.

El consumo de productos importados en los hogares del país creció 4.7 por ciento durante julio del año en curso respecto del mismo mes de 2013, cuando la tasa de elevación de este componente tenía un ritmo anual de 4.2 por ciento.

El informe del Inegi indicó que el pasado julio la variación mensual en la demanda de bienes y servicios nacionales e importados presentó un aumento de 0.82 por ciento en comparación con junio de este mismo año, dentro de una evolución en la que mes a mes se intercalan crecimientos con retrocesos.

Impuesto al refresco provocó una caída del 10% en su consumo

El efecto del impuesto de un peso por litro a las bebidas con azúcares adicionados, que se aplica a partir del 1 de enero del 2014, ha reducido, aproximadamente, 10 por ciento su compra en hogares mexicanos, señalan resultados preliminares de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el Centro de Población de Carolina de la Universidad de Carolina del Norte.

Según otra nota del periódico Crónica, los resultados preliminares del estudio —encabezado en el INSP por los doctores Arantxa Colchero Aragones y Juan Rivera Dommarco y que serán sometidos a su revisión para su publicación en una revista científica arbitrada— se refieren al primer trimestre del 2014 en comparación con el primero del 2013.

Los datos provienen de un panel de consumidores, señala el INSP en su portal web, y contienen información sobre compras de bebidas en hogares que viven en localidades de más de 30 mil habitantes. Los resultados también muestran un aumento de alrededor de 7 por ciento en las compras de bebidas sin impuesto (como bebidas con edulcorantes artificiales, agua mineral carbonatada, agua simple, jugos sin azúcares adicionadas y leche sin azúcares adicionados) y dentro de esta categoría un incremento de aproximadamente 13 por ciento en la compra de agua simple, durante el mismo período de tiempo.

Refiere también que las compras de bebidas carbonatadas sin impuestos (bebidas con edulcorantes artificiales y agua mineral carbonatada) y otras bebidas sin impuestos (leches y jugos sin azúcares adicionados) no cambiaron en forma significativa.

Versión para impresión

Encuesta

La salida de Margarita Zavala del PAN para ir como candidata independiente a la presidencia...

.