• Nación

Pirámide del Sol, en riesgo de hundimiento

  • e-consulta
Hace poco más de 100 años, la pirámide fue restaurada pero las afectaciones fueron cubiertas con cemento y ahora el recinto está en peligro.

México.-  La Pirámide del Sol, emblema arqueológico milenario de México está en riesgo de colapso, de acuerdo con científicos del Instituto de Física de la UNAM.

Hace 14 años, el doctor Arturo Menchaca y un grupo de científicos iniciaron un estudio en la pirámide con un equipo que se construyó en el mismo Instituto Física; un detector de radiación cósmica, con el que se realizó literalmente una radiografía a la pirámide.

Los científicos instalaron en las entrañas de la pirámide un laboratorio, utilizaron el túnel prehispánico que se localiza al frente, para entrar.

Trabajaron adentro y desde la UNAM traducían la información.

El 60% de los datos obtenidos ya se analizaron y encontraron que la zona sur de la Pirámide del Sol, tiene menos densidad, con respecto a su lado norte, lo que podría generar un hundimiento.

El lado sur de la pirámide está seco.

"Si no hacemos nada, pues sí se podría ir hundiendo del lado sur, pero no va a pasar mañana, no hay que causar ningún pánico, esa es una cuestión que si se corrobora, que esa es la interpretación correcta, pues habrá que tomar las medidas necesarias para volver humedecer el lado sur, dentro de esa hipótesis", explicó Arturo Menchaca, investigador del Instituto de Física de la UNAM.

El sol la ilumina la mayor parte del tiempo a la pirámide por su lado sur.

 La Pirámide del Sol no tiene un peso, se sostiene así misma.

Mide 63 metros de alto, tiene 238 escalones; 893 metros el perímetro de base, cada lado mide en promedio 223 metros.

El volumen de la pirámide es 1 millón de metros cúbicos.

 En verano le llueve lo mismo en todos sus lados, absorbe humedad uniformemente, pero el lado sur, el que está expuesto a una mayor intensidad solar está seco.

La pirámide ha estado ahí por más de 2 mil años, hace 100 años fue reconstruida, por Leopoldo Batres por una orden del presidente Profirió Díaz, la volvieron a cubrir con roca pegada con cemento, esto también ha influido en que la parte sur este seca.


"Si el problema fue que se le recubrió con un material más o menos impermeable, pues habría que utilizar algún otro tipo de cemento o algo así, y hacer un poco más permeable la cara sur, para que el agua, no escurra sino que penetre bien en la tierra y entonces durante el verano, en época de lluvias se recupere la humedad", señala Arturo Menchaca, investigador del Instituto de Física de la UNAM.

Los arqueólogos esperarán el resultado definitivo de la investigación del Instituto de Física de la UNAM para tomar una decisión en el mantenimiento y la conservación de la pirámide.

"Estamos esperando los resultados para entender el edificio. Vamos a esperar los resultados del Instituto de Física y otros que haga el Instituto de Antropología, dijo Alejandro Sarabia, arqueólogo, director de la Zona Arqueológica de Teotihuacán.

Es decir serán los arqueólogos, los que harán el papel de médico y determinaran cómo se procederá ahora que se tiene ya la radiografía de la pirámide y se sabe que tiene un problema de insolación.

Versión para impresión

Encuesta

En su opinión, ¿la actuación de las autoridades estatales para enfrentar y evitar contagios y muertes por el Covid-19 ha sido?