• Nación

Renuncia Francisco Rojas a la dirección de la CFE

  • e-consulta
Su lugar será ocupado por Enrique Ochoa, quien se desempeñaba como subsecretario en la Secretaría de Energía.

Nunca se pronunció en favor de la reforma energética y renunció a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Francisco Rojas dimitió ayer a las 17:00 horas a la dirección de la CFE, de acuerdo con fuentes gubernamentales.

Según una nota del periódico Reforma, su lugar sería ocupado por Enrique Ochoa, actual subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía.

El anuncio oficial se dará hoy por el presidente Enrique Peña. Rojas asumió la dirección de la Comisión Federal de Electricidad el 1 diciembre de 2012.

Previamente se desempeñó como director de Petróleos Mexicanos, de 1987 hasta 1994, además de ser secretario de la Contraloría General de la Federación.

Enrique Ochoa fue profesor de Derecho Constitucional en la UNAM. Es doctor en Ciencia Política, maestro en Filosofía Política y en Ciencia Política por la Universidad de Columbia en Nueva York; fue Director del Centro de Capacitación Electoral del Poder Judicial de la Nación.

Ochoa también se desempeñó como secretario particular del Magistrado Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. En el sector público fue Asesor del Secretario de Energía y Consejero Electoral del Distrito 21 del Instituto Federal Electoral en la Ciudad de México.

Aumento a gasolina le pega al gobierno federal

Autos de lujo, motocicletas deportivas, camionetas equipadas, camiones y otros vehículos conforman el grosor de unidades móviles asignadas al gobierno federal y que circulan diariamente por todo el país. Con los últimos aumentos a las gasolinas, la Federación dispuso -el último año- de una cantidad superior a los 650 millones de pesos para cargar de combustible a su parque vehicular.

A solicitud del diario 24 Horas, diez secretarías federales revelaron, a través del sistema de Transparencia Infomex, que cuentan con 12 mil 280 vehículos para sus operaciones en todo el país.

Ese diario solicitó a cada una de las secretarías de Estado los gastos globales en combustible, así como el número total de vehículos que disponen en toda la República Mexicana. Sin embargo, únicamente 10 dependencias contestaron las solicitudes, en tanto que las demás quedaron en prorroga hasta nuevo aviso.

De acuerdo con la información obtenida, el mantener un vehículo no resulta nada barato para la administración pública. Tan sólo el último año, únicamente por el abasto de combustible, esta decena de dependencias erogaron un total de 650 millones 343 mil 960 pesos.

La Secretaría de Marina (Semar), a cargo de Vidal Francisco Soberón Sanz, es la dependencia que controla el parque vehicular más lujoso. Tiene autos Malibu, Accord y otros modelos 2013 –valuados en más de 270 mil pesos- que fueron comprados a través de onerosas adquisiciones el año pasado.

Según el oficio UE-1280/13 respondido por la Unidad de Enlace de la Marina, en 2013 las adquisiciones sumaron la cantidad de 346 millones 903 mil 793 pesos para la compra de 458 vehículos.

Con las nuevas compras, las fuerzas de seguridad marítimas cuenta ya con cuatro mil 70 vehículos y destina mensualmente un total de 24 millones 874 mil 768 pesos para suministrarlos con combustible Magna, Diesel o Premium.

La Marina dispone de 985 vehículos operativos (Jeeps, Mini-comandos, Anfibios, Ambulancias y otros), mil 864 de apoyo (tracto camiones, remolques, camiones de carga y otros), además de 679 unidades de servicio  (Suburban, Sedan, combis y otros).

Entre las curiosidades automotrices de esta dependencia se encuentra un vehículo Unimog, que es un camión alemán enorme y que está considerado como una reliquia ya que, en principio fue diseñado para uso agrícola, pero después fue utilizado por los alemanes durante la Guerra Fría, después de 1955. En la Marina se desconoce el uso que se le da a esta unidad.

De  las 10 Secretarías de Estados, la de Comunicaciones y Transportes (SCT) reportó el más amplio parque vehicular. Hasta 2013, tenía cuatro mil 337 unidades móviles dispuestas para cada una de las 31 dependencias estatales y las oficinas centrales en la Ciudad de México.

Según el documento foliado con el número 0000900243713, obtenido por medio de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, la SCT tuvo un gasto anual de más de 285 millones de pesos para surtir de combustible a todas sus unidades.

Detalladamente, la SCT informó que paga el combustible a través de empresas como EDNERED México SA de CV, Efectivales, Grupo Octano, Gasislo 2000 SA de CV y otras compañías a las que expide facturas millonarias para la transacción de gasolinas.

Si de lujo para viajar se trata, nada menos que la Secretaría de Turismo al mando de Claudia Ruiz Massieu Salinas. Los encargados de las oficinas centrales de la dependencia federal manejan automóviles como los Dodge Avenger y Attitud, Jeep Gran Cherokee y otros modelos 2013, cuyo valor alcanza casi los 300 mil pesos.

La solicitud de información número 0002100056513 indica que las Coordinaciones de Administración de Turismo tienen dos motocicletas Suzuki. También cuentan con  una motocicleta Honda VT 750 (con placa 4785-p)  y otra Honda 250 Rebel (con placas  G77VC), mismas que están para el servicio de oficina del secretario.

La dependencia únicamente tiene en su poder 576 vehículos y utiliza  4 millones 809 mil 74 pesos para suminístralos con combustible.

Por su parte, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) reportó un total de dos mil 354 vehículos y un gasto mensual de cuatro millones de pesos en abastecimiento de combustible.

Otras dependencias que respondieron sobre sus gastos de combustible fueron la Secretaría del Trabajo que con un parque vehicular de poco más de 200 unidades, gasta 410 mil pesos mensuales en cargas de gasolinas.

También la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tiene pocas unidades (79) y su gasto es de 165 mil pesos al mes en gasolinas; otra dependencia es Economía ya que cuenta con 486 vehículos y gasta 426 mil pesos al mes en abastecerlos de combustible.

Finalmente la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) y la Secretaría de Energía (Sener), con 103 y 56 unidades móviles, respectivamente, reportaron sus gastos globales en gasolina. La Semarnat gastó en el periodo de abril a noviembre de 2013, un total de un millón 86 mil 232 pesos; y de enero a octubre del mismo año la Sener erogó 778 mil pesos por este rubro.

Versión para impresión

Encuesta

¿Hizo bien el presidente López Obrador en liberar al hijo del Chapo para evitar una matazón en Culiacán?